Air France-KLM gana 627 millones hasta septiembre, un 42,5% menos

Elevará un 2,5% su capacidad este año y cifra en 40 millones el coste del acuerdo salarial en último trimestre 

El grupo Air France-KLM registró un beneficio neto de 627 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que supone un 42,5% con respecto al mismo periodo de 2017, informó este miércoles el grupo franco-holandés, que lidera el canadiense Benjamin Smith.

De enero a septiembre, la facturación del grupo aumentó un 2%, hasta los 19.976 millones de euros, mientras que en el tercer trimestre creció un 4%, hasta los 7.544 millones de euros.

El beneficio bruto antes de explotación (Ebitda) fue de 3.441 millones de euros, un 9,3% menos que en los nueve primeros meses de 2017, mientras que el resultado de explotación fue de 1.292 millones, un 23,8% menos. Por otra parte, el resultado de las operaciones alcanzó los 1.286 millones de euros, un 7,3% menos.

En el tercer trimestre (julio-septiembre), el grupo que incluye Air France, KLM, HOP!, Transavia y Joon logró un beneficio neto de 786 millones de euros en el tercer trimestre, un 22,6% más que en el mismo periodo de 2018. El resultado Ebitda cayó un 4,4%, hasta los 1.771 millones de euros, y el resultado de las operaciones ascendió a 1.085 millones, un 31,2% más.

Smith ha calificado de “sólido” el resultado logrado por la compañía y ha destacado especialmente el resultado operativo logrado en verano pese a las huelgas. Asimismo, ha celebrado el acuerdo salarial alcanzado por la mayoría de los sindicatos de Air France, que confía, “aporte estabilidad y nuevas perspectivas”.

Air France y la mayoría de sindicatos de tripulantes de cabina y de personal de tierra, salvo el mayoritario de los pilotos, han firmado un acuerdo salarial para una subida del 2% en 2018 y del 2% en 2019, tras aprobar por mayoría la última propuesta presentada por la aerolínea para evitar nuevas huelgas. La próxima semana continuará las negociaciones con los pilotos, que iban a someter el acuerdo a su asamblea.

El grupo prevé un coste de 40 millones de euros derivado de este acuerdo que se registrará ya en las cuentas financieras del cuarto trimestre del año.

Resultados por compañías

La aerolínea Air France registró un Ebitda de 1.695 millones de euros, un descenso de 403 millones de euros, con un incremento del 3,5% de su facturación, hasta los 4.580 millones de euros. El resultado de explotación de la aerolínea gala fue de 328 millones de euros (418 millones de euros menos).

Transavia elevó un 12,2% su volumen de negocio en los nueve primeros meses, hasta los 1.302 millones de euros, con un resultado de explotación de 181 millones de euros, un 28% más.

KLM obtuvo un Ebitda de 1.734 millones de euros (+32 millones) y unos ingresos de 8.292 millones de euros, lo que supone un incremento del 5%. El resultado de explotación se situó en 960 millones de euros (siete millones de euros menos).

Menor endeudamiento

A 30 de septiembre, la deuda neta de Air France-KLM se sitúa en 6.349 millones de euros, una cifra que implica una disminución de 222 millones de euros, con lo que sitúa su ratio deuda/Ebitda en 1,4 veces.

De cara a 2018, Air France-KLM asegura que continuará trabajando para mejorar el impacto de su factura por carburante en sus cuentas. Calcula que su factura de carburante se eleve 500 millones de euros más que en 2017 y a los que se sumarán 900 millones para el próximo ejercicio de 2019. Prevé aumentar su capacidad entre un 2% y un 2,5% este año.

Sobre la base a las previsiones actuales y en un contexto con la demanda al alza, el grupo aéreo anticipa un aumento de los en el cuarto trimestre. Su objetivo es situar sus costes unitarios entre 0% y 1%, a tipos de cambio constante y precios estables del combustible y seguir reduciendo deuda. El efecto del tipo de cambio será negativo en 150 millones de euros, según sus cálculos. 

Fuente: agenttravel.es

Artículos relacionados

Deja un comentario