Latam, primer grupo aéreo latino con embarque biométrico

Latam Airlines es el primer grupo de aerolíneas en Sudamérica en utilizar el sistema de embarque biométrico de reconocimiento facial. El Aeropuerto Internacional de Carrasco de Uruguay es el primer país de la región en implementar el sistema.

“Los avances tecnológicos han irrumpido en la industria de la aviación, y nos permiten ofrecer un servicio más personalizado y seguro a nuestros pasajeros. Por esta razón, para Latam es fundamental impulsar iniciativas como estas, que buscan cambiar la manera de viajar de las personas. Estamos orgullosos de poder apoyar al Aeropuerto de Carrasco y al Gobierno de Uruguay en esta iniciativa, y ser los primeros en la región en contar con este sistema, que permitirá reducir el proceso de embarque a la mitad de su tiempo”, dijo Javier Macías, Gerente General de Latam en Uruguay.

La biometría es una tecnología que identifica la huella digital, el reconocimiento del patrón venoso del dedo o el reconocimiento facial. La aerolínea proyecta embarcar entre 13 y 14 pasajeros por minuto, el doble de lo que se realiza en un embarque manual. Este sistema ya se utiliza en varios aeropuertos pero Estados Unidos fue pionero en esta implementación en el 2016.

Como lo informó REPORTUR.co, desde este mes Latam Airlines implementa el sistema de tarifas flexibles en la operación internacional. Los servicios a bordo se mantienen sin costo adicional. Sin embargo, Latam Airlines, que ha perdido la mitad de su valor en la bolsa desde su fusión corporativa, decidió eliminar la venta de productos como perfumes, bebidas alcohólicas, cigarros y artículos electrónicos a bordo de sus aviones. La medida fue anunciada el viernes a los trabajadores del área, los que esa misma jornada fueron desvinculados. (Latam cancela la venta a bordo y lanza críticas a su proveedor).

Los ingresos de esta línea de negocios –según las Memorias de Latam- pasaron desde US$22,4 millones en 2007 a sólo US$6,6 millones durante el año pasado. El catálogo y los productos que se ofrecían a los pasajeros de la aerolínea estaba a cargo del proveedor externo Duty Free World (DFW), firma con sede en Miami dedicada exclusivamente a ofrecer a las aerolíneas programas de venta minorista de viajes, así como servicios de gestión de productos en vuelo, según destaca en su página web.

Fuente: Reportur

Volver al boletín

Artículos relacionados

Deja un comentario