Aquí están todos los secretos de la nueva montaña rusa más grande de Disney

Guardians of the Galaxy: Cosmic Rewind abre sus puertas hoy 27 de mayo como parte de las novedades del parque EPCOT en el 50 aniversario de Walt Disney World


Con motivo del 50 aniversario de Walt Disney World muchas son las novedades que se han dispuesto en sus cuatro parques temáticos para celebrar como se merece tan señalado acontecimiento. Además de decoraciones especiales, increíbles espectáculos, merchandising exclusivo y una propuesta gastronómica renovada, hay nuevas atracciones que prometen hacer las delicias de los amantes de la adrenalina.

Así, desde el 27 de mayo, el parque EPCOT contará con la que es la montaña rusa más grande de Disney, una de las atracciones bajo techo más largas del mundo y la primera que tiene el lanzamiento en reverso. Pero, ojo, porque Guardians of the Galaxy: Cosmic Rewind es mucho más que una montaña rusa. Es un proyecto que sumerge a los visitantes en una historia y los transporta directamente a otra realidad, un proyecto que sido todo un reto.

«Traer la magia Disney a esta nueva atracción ha supuesto casi seis años, todo un reto en el que han participado más de 100 disciplinas. explica Carolina Marrero, arquitecta para World Disney Imagineering. ¿Y por qué este parque y no otro? muy sencillo, «EPCOT es perfecto para alojar este pabellón de otro mundo, el primero del parque, porque es un lugar donde los diferentes países se unen a contar sus historias y a transmitir sus culturas», añade.

Lo primero que llama la atención del visitante es el enorme Starblaster que espera en la entrada y es que se trata de la primera versión de tamaño completo de esta nave xandariana jamás construida (en la película se hizo de manera digital). Visto esto es momento de entrar al edificio en cuestión, que cuenta con diferentes zonas. La primera sala que se puede ver es el Galaxarium, un espacio bastante amplio, similar a un planetario, donde descubrir las semejanzas y diferencias entre la galaxia de Xandar y el planeta tierra. De ahí se pasa a la Galería de Xandar, casi un museo en el que se puede aprender, a través de diferentes exposiciones, más detalles acerca de la cultura de los xandarianos. A continuación, se pasa a ver una de las tecnologías más impresionantes, la del Generador Cósmico, y es entonces cuando algo sucede para que entren en escena los míticos Guardianes que invitarán a los usuarios a embarcarse en una trepidante misión para salvar la galaxia. La montaña rusa que llega después no ofrece bajadas y subidas intensas, sino que busca que el visitante tenga la sensación de estar flotando en el espacio.

Además, para deleite de los fans de estos filmes de Marvel, Chris Pratt, Zoe Saldana y Glenn Close, entre otros, se pusieron de nuevo en la piel de sus personajes de Star-Lord, Gamora y Nova Prime, respectivamente, para filmar escenas especiales que fueron creadas en exclusiva para esta atracción. Y por si esto no fuera suficiente, los Disney Imagineers estuvieron presentes en el set de Guardianes de la galaxia vol. 3 para trasladar de la forma más orgánica posible el espíritu y atmósfera de la franquicia.

Construir esta atracción ha sido una tarea complicada en la que también ha habido cabida para los rompecabezas. «Las dificultades técnicas vienen cuando hay que contar la historia y no se dispone de la tecnología adecuada. Es entonces cuando nuestro equipo tiene que trabajar para crear desde cero determinados sistemas. En este ocasión son los carritos los que han supuesto el principal desafío. Tras mucho trabajo se ha conseguido que cada uno de ellos pueda moverse 360 grados para enfocar en todo momento al visitante donde está la acción. Esta opción hace que la atracción sea mucho más inmersiva», explica Andrés Ovalles, gerente de proyecto de World Disney Imagineering.

La música, un protagonista más

Al igual que pasa en las películas de la franquicia, la música pop está muy presente en la atracción convirtiéndose casi en en otro de los protagonistas. Los Disney Imagineers probaron más de 100 canciones y utilizaron una combinación de pruebas y paseos físicos para evaluar qué temas iban mejor con el espíritu y el movimiento de la montaña rusa. Así, finalmente se quedaron con seis canciones en sus versiones clásicas originales: ‘September’ de Earth, Wind & Fire, ‘Disco Inferno’ de The Trammps, ‘Conga’ de Gloria Estefan, ‘Everybody Wants to Rule the World’ de Tears for Fears, ‘I Ran’ de A Flock of Seagulls y ‘One Way or Another’ de Blondie. Los visitantes no sabrán la canción que sonará hasta que estén embarcados en la misión, por lo que cada viaje promete ser diferente.

elmundoalinstante.com

Artículos relacionados

Deja un comentario