Captura y comparte la belleza de Jamaica desde los puntos más fotogénicos para cruceristas

Una guía de los sitios donde se pueden tomar las mejores fotos en la isla.

Leer Más...

Preocupación de IATA por aeropuertos de Latinoamérica...

La semana pasada los líderes de la aviación comercial de América Latina y el Caribe se reunieron en Buenos Aires, como ha informado HOSTELTUR LATAM...

Leer Más

Los millennials gustan de viajar en grupo y son...

Los millennials son mucho más sociables que los viajeros de negocios de mayor edad y también están más preocupados por su seguridad personal. Así se...

Leer Más

Los Fondos para Capacitación Promoción Turística existen en muchos países, los mismos han sido creados para lograr, a través de la contribución, paritaria o no, del sector público y el sector privado, reunir los recursos económicos requeridos para financiar programas de capacitación necesarios para el sector, así como proyectos promocionales que sirvan para motivar la llegada de visitantes internacionales a un país, o de visitantes nacionales y residentes a alguna de sus regiones turísticas o al conjunto de ellas. Cuando estos se establecen como “Fondos Mixtos”, es decir, como fondos que se alimentan de recursos aportados tanto por el sector público, como el sector privado, la administración de los mismos se hace en forma conjunta mediante una Junta Directiva integrada por representantes de ambos sectores; cuando se constituyen con fondos públicos, bien procedentes de contribuciones de la Autoridad Turística Nacional, o de esta conjuntamente con entes regionales o municipales, entonces su administración será de carácter público y los directivos deberán ser nombrados por los órganos públicos participantes de acuerdo al Estatuto que rija dicho Fondo.

A mi juicio pueden coexistir ambos, ya que, aunque el objeto de ambos es promover la capacitación y la promoción turística, los primeros se alimentan con fondos del sector privado y de la Autoridad Turística, mientras que los segundos solo tienen aportes de entes públicos nacionales, regionales y municipales, que incluso podría tratarse en algunos casos de programas de coordinación del “Situado Constitucional” (caso Venezuela) o de los presupuestos existentes para tales fines.

El problema de los Fondos Mixtos es su concepción legal-organizativa, la cual debe ser lo suficientemente clara y autónoma para lograr que el manejo de los recursos aportados por el Estado y por el sector privado, sea hecho en función de los objetivos del Fondo y no en función de los intereses particulares de un alto funcionario público o de un directivo privado, y para esto se requiere también que las normas y los procedimientos sean transparentes, y que existan los mecanismos de control para evitar cualquier desviación. Estas estructuras, desde el punto de vista legal, podrían ser tan sencillas como una Asociación Civil sin Fines de Lucro; una Fundación, o una de las figuras mercantiles previstas en la Ley (Compañía Anónima, o SRL).

En la Ley Orgánica de Turismo de 1998, se creó un Fondo Mixto de Promoción y Capacitación Turística (FONDOTURISMO), como un “Servicio Autónomo sin Personalidad Jurídica”, figura muy particular que hasta ese momento solo se había usado con dependencia directa de un Ministerio, pero que en esta ocasión se incluyó dentro de la estructura de la Corporación de Turismo de Venezuela (CORPOTURISMO) que para la fecha era un Instituto Autónomo dependiente del Ministerio de Fomento.

Esta figura generaba un doble nivel de aprobación: tanto de la Junta Directiva del Fondo Mixto, como de la Junta Directiva de CORPOTURISMO, que podía bloquear la decisión del primer nivel. Con la Ley Orgánica de Turismo del 2001, se ordena la liquidación de CORPOTURISMO y se crea tanto el Ministerio de Turismo como el Instituto Autónomo Fondo Nacional de Promoción y Capacitación para la Participación Turística (INATUR); además dicha ley crea también los Fondos Mixtos de Promoción y Capacitación Turística, lo cual generó una nueva situación que no fue sostenible en el tiempo debido a las incongruencias que tenía la nueva Ley y a la duplicidad de objetivos y funciones de los entes que se crearon.

Con la creación del nuevo Instituto Autónomo, cual absorbió las funciones de FONDOTURISMO, se convirtió el aporte del sector privado en una -Contribución Parafiscal -que vino a financiar la estructura del nuevo ente dejando atrás el cometido inicial del Fondo, para pasar, en poco tiempo, a ser un órgano público el cual no daba derecho a la representación del sector privado, sino que le daba la facultad al Ministro del Ramo, para la designación en su directiva de particulares pertenecientes al sector privado turístico.

En poco tiempo INATUR desvió su cometido original y finalmente terminó siendo un ente para financiar proyectos de MINTUR y mucha promoción y propaganda del partido de gobierno, tanto a nivel nacional como regional. De cara a futuro es importante evaluar qué es lo que se desea, si un órgano burocrático que se come la mayoría de los recursos que aporta el sector privado y no revierte los mismos convertidos en capacitación y promoción útil para el país, la región, o el sector organizativo privado; o relanzar los Fondos Mixtos Regionales buscando más equidad en la forma de distribuir los recursos, más transparencia en la asignación de estos a proyectos públicos o privados, y reduciendo al mínimo la burocracia administrativa de los mismos.

También es importante definir si los estados o regiones donde más se genera el aporte privado son los que deben recibir la mayor proporción de los recursos, o si el factor que tendrá más peso en la distribución serán las ventas de los destinos nacionales.

En todo caso, creo que los gremios turísticos que agrupan a Agencias de Viajes, Líneas Aéreas, Hoteles, Transporte Terrestre, Empresas de Convenciones, etc., tienen derecho a beneficiarse de los recursos de los fondos mixtos, en proporción a los aportes que sus miembros hayan hecho, y que los fondos que se asignen a proyectos estadales o municipales se repartan en base a una fórmula donde se sopesen diferentes variables tales como: Número de habitaciones aptas para alojamiento turístico; Población; Aportes del Sector Privado regional; Aportes del Sector Publico regional; y por supuesto, número de proyectos de capacitación y promoción que se elaboren en cada estado o municipio.

No es fácil, pero hay que buscar una distribución más justa. Para relanzar el turismo en Venezuela necesitamos hacer un gran esfuerzo que nos permita reorganizarnos, y ser creativos, productivos, sostenibles, transparentes y seguros.

Willian J. Bracho

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

https://plus.google.com/u/0/+WilliamBrachoTurismoSustentable/

Volver al boletín

Mincetur: para el año 2018 llegarán 4.4 millones de turistas...

El ministro de Turismo y Comercio Exterior, Eduardo Ferreyros, reiteró que la meta para el 2018 es alcanzar los 4.4 millones de turistas internacionales, quienes generarían ingresos al Perú por más de 4,940 millones de dólares.

Leer Más...

Año Nuevo: la fecha favorita de los mexicanos para viajar...

El 65% de los nacionales prefieren esta fecha para viajar en comparación con la Navidad. Ya se acerca el cierre de año y con él, las vacaciones de invierno. Según una encuesta realizada por una página de viajes, los mexicanos preferimos...

 Leer Más...

Un experto te dice cómo volver a enamorarte de tu trabajo

Es muy fácil encontrar personas que no están contentos con su trabajo. Pero se puede reavivar la llama del entusiasmo

WTM Latin America 2018

NUEVO!!!!

Volver