A dónde van de vacaciones las personas más felices del mundo

Los noruegos se han consolidado como las personas más sanas del mundo. Sus hábitos alimenticios son ideales y de acuerdo con las Naciones Unidas, son las personas más felices del planeta.

Leer Más...

Globalia planea invertir en el sector hotelero de Perú

La empresa reducirá el precio de sus billetes entre Lima y Europa. El grupo Globalia, propietario de Air Europa y la cadena hotelera Be Live, evalúa la posibilidad de invertir en el sector hotelero de Perú...

Leer Más

Los chatbots para realizar reservas ya son una realidad

“Cuando hablamos de chatbots, hablamos de programas de software capacitados para interactuar y negociar con personas usando lenguaje natural en una conversación: un concepto que, por fin, ve los...

Leer Más

#ApuntesBWTurismo

Pensar en turismo sin considerar al sector aeronáutico, me resulta casi imposible, ¿las razones? ¡Muchas! Pero para la hora de redactar este artículo está en que para el cierre de 2016 se estima un desplazamiento mundial de 3800 millones de pasajeros, pero aun más sorprendente es que año a año esta cifra se incrementa.

Por definición, los aeropuertos son espacios ubicados en tierra donde se inician y concluyen operaciones aéreas. Efectivamente, son mucho más complejos que eso pues cuentan con zonas de seguridad, contención, áreas estériles, pistas, counter, hangares, talleres, duty free, servicios complementarios, plataformas, torre de control, servicios de navegación aérea, seguridad, estacionamiento, manejo de carga, entre cientos de otras áreas.

En nuestro país, el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar es el de mayor envergadura. De acuerdo a datos oficiales, moviliza más de 9 millones de pasajeros al año. Adicional, cuenta historias desde el año 1912, cuando aeronaves de Pan American Airways iniciaron operaciones en sus espacios y, a lo largo de los años, ha tenidos variaciones, ampliaciones y modificaciones significativas.

Hasta hace algunos años, me preocupaba enormemente no se iniciaran las obras para la construcción de un aeropuerto nuevo que sirva a la ciudad de Caracas, ya que el cono de aproximación de la pista principal, áreas de estacionamiento y áreas circundantes han sido utilizadas para construcciones de Misión Vivienda. Es decir, difícilmente podrían realizarse ampliaciones tanto de pista como de áreas de facilitación y servicios.

Retomando el “me preocupaba”, cambió mi percepción porque actualmente la situación de las líneas aéreas es sumamente difícil. La deuda que mantiene el Gobierno Nacional con aerolíneas extranjeras, que operan en el país, supera los 4mil millones de dólares. Adicional resulta imposible repatriar sus ingresos por concepto de operaciones dentro de nuestro territorio, derivando en la decisión, de varias aerolíneas internacionales, de cesar operaciones desde y hacia Venezuela, convirtiéndonos en un destino lejano, para los mercados emisores tradicionales de Venezuela.

A ese escenario, agreguemos la problemática que presentan las aerolíneas nacionales: sortear las limitaciones tarifarias, restricciones de divisas y cuanto nuevo esquema se le ocurra a las autoridades inherentes al sector; mantener una de las flotas más antiguas de Suramérica con aeronaves con manufactura de hace más de 35 o 40 años o canibalizando flotas más modernas para mantener las operaciones habituales en curso. Así, el panorama es mucho peor.

Anteriormente llegué a advertir que el Aeropuerto de Maiquetía no podría mantener tantas operaciones y quedaría superado por el flujo de pasajeros, pero bajo el esquema descrito anteriormente lo que lamentablemente sucedió fue un abrupto descenso en el manejo de operaciones internacionales y nacionales.

Aun cuando todo suene con “son” a desgracia, siempre he tratado de mantener la mejor actitud frente a las adversidades, ¿los motivos? No hacemos nada para cambiar nuestras realidades como venezolanos, si nos dedicamos solo a llorar nuestros pesares. Las lágrimas se secan y al final del día se terminan evaporando.

En ese sentido y, bajo nuestra realidad política, no resulta ventajoso negarse a ceder espacios. Resulta ser más provechoso propiciarlos y generar propuestas por el sector y por el beneficio de todos. Debemos apartar las mezquindades e intereses personales y colocar a nuestro país en primer lugar. El momento de los diagnósticos pasó, llegó la hora de actuar. Así que he decidido aportar enviando, durante las próximas semanas, un plan de acción a las instancias involucradas, abordar el problema del sector aeronáutico del país; ponerme a la orden para el trabajo conjunto que permita impulsar ese “noveno motor”, del que todos hablan y opinan, pero por el que nadie apuesta.

Instagram: @bwturismo

Twitter: @bwturismo

Fanpage: Bw Turismo

YouTube: BwTurismo

Volver al boletín

Audrey's Restaurant: el mejor restaurante de lujo de hotel...

Por primera vez un restaurante de la Comunidad Valenciana se ha colado de lleno en unos de los galardones más exclusivos en materia culinaria.

Leer Más...

Porto de Galinhas, balneario de aguas cristalinas en el...

Porto de Galinhas, ubicada en el litoral sur de Brasil, es un bellísimo balneario de aguas cristalinas repleto de maravillas naturales y cuna de un...

 Leer Más...

La oficina soñada debe ser pensada de manera eficiente

La productividad no está casada con el mal gusto, y el buen gusto no pelea con la economía de recursos. 

NUEVO!!!!

Volver