Si Benidorm fuese listada como un país en las estadísticas del turismo, ¿qué posición ocuparía?

Para poner las cosas en perspectiva, en el 2015 esta ciudad recibió más visitantes que Egipto, a pesar de tener menos de 100 mil residentes permanentes de los cuales solo 67 mil son españoles. Según el Instituto Nacional de Estadísticas de España (INE), unos 11 millones de personas visitaron Benidorm ese año.

Es el cuarto destino más popular en España (que ya es el 3er país más visitado en el mundo) Madrid y Barcelona se ubican en las dos primeras posiciones.

Este enorme número de turistas disponen de unas 40.000 camas en alrededor de 150 hoteles. Estas estadísticas la colocarían justo detrás de países como Chipre, pero por encima de Eslovaquia y duplicando a Malta.

Tiene más de 140 edificios con alturas superiores a 20 pisos, compite con Frankfurt y Londres en número de rascacielos. Tiene el edificio residencial más alto de toda España, superando los 200 metros de altura. Benidorm es la ciudad con más rascacielos de España, la ciudad con más rascacielos por habitante del mundo y la ciudad con más rascacielos por metro cuadrado del mundo después de Nueva York. Por ello no es de sorprender que algunos comiencen a llamarla “Beniyork” o la Nueva York del Mediterraneo.

Además de sus famosas playas, desenfrenada vida nocturna y famosos festivales musicales, varios parques temáticos a pocos minutos del centro de la ciudad, complementan la ya atractiva oferta. Tres cordilleras montañosas protegen la ciudad del frio en el invierno, la temperatura apenas baja de los 20 grados en los meses más fríos permitiendo el uso de la playa y actividades al aire libre.

Algunas estimaciones apuntan a que Benidorm representa el 1% del PIB del país. Eso significa trabajo, impuestos para escuelas y hospitales y mayor inversión en la economía local.

Pero como explicar que el otrora pequeño pueblo de pescadores, cercano a Alicante ¿se convirtiera en uno de los destinos más importantes de Europa?

A principios de la década de los 50 se cerró el puerto pesquero debido al poco rendimiento de la pesca tradicional de atún. Ello llevó a las autoridades a reorientar la actividad hacia el incipiente turismo. Sin embargo, el ‘boom’ llegaría una década después, creando un nicho turístico el cual fue aprovechado magistralmente. El alcalde de la ciudad persuadió al gobierno local para permitir el uso del bikini en sus playas (algo impensable en la España de esa época). ¡El éxito fue inmediato! Mujeres de toda España y otros países europeos inundaron Benidorm para poder lucir sus bikinis. El resto es historia.

A través de los años el destino le ha enseñado mucho a la industria del turismo. Para bien o para mal, el hacer las cosas correctamente se ha aprendido de la manera difícil, ahí, en sus doradas arenas. Todo lo que preocupa e inspira a los destinos turísticos hoy en día, desarrollo de infraestructura, permisos y regulaciones, impuestos, decisiones de inversión, manejo del exceso de turistas, todo ello y más ha sucedido acá y la ciudad ha sobrevivido.

No importa lo que piense sobre Benidorm, si trabaja en la industria del turismo Ud. debe visitar la ciudad donde todo comenzó, después de todo 11 millones de visitantes al año no pueden estar equivocados.

Fuentes: http://group.hotelbeds.com , Wikipedia.

Volver al boletín

Certifíquese como Experto en Norwegian Cruise Line

NUEVO!!!!

 

Volver