A finales de los 90´s Medellín estaba considerada como una de las urbes más peligrosas de Latinoamérica, con más de 8.000 muertes violentas en 1997 nadie podía imaginar que en menos de 20 años la ciudad podría convertirse en una de las joyas del turismo colombiano. Desde los años 70´s la capital antioqueña fue conocida como tierra de mafia, drogas y crimen, y famosa por ser sede del Cartel de Medellín, hoy, nada que ver con esa negra historia, en 2016 la estadística oficial reportó menos de 500 homicidios y lo que crece con más auge es el desarrollo urbano y el número de visitantes nacionales y extranjeros que llegan a esta ciudad.

¿Cómo se logró el milagro? Pues con mucho esfuerzo y trabajando de la mano el sector público y el privado, con mucho liderazgo municipal y gran motivación de funcionarios públicos y ciudadanos. Lo primero que se hizo fue diseñar un excelente Plan Urbano, donde el ciudadano y sus necesidades fueron el centro de atención; así se desarrollaron planes sociales, parques recreativos, diversos proyectos de infraestructura y educativos, teniendo como objetivos mejorar la calidad de vida, el desplazamiento por la ciudad y sobre todo la educación, buscando, como política pública, convertir a Medellín la ciudad más educada del país.

El Sistema Integrado de Transporte Metropolitano, uno de los proyectos bandera de la transformación, es hoy por hoy objeto de admiración y de estudio, metro, tranvía, metrocable y autobuses se ofrecen como un sistema coordinado que permite la movilización entre los diferentes sectores de la capital con gran seguridad y puntualidad.

La remodelación de la ciudad, donde privó la recuperación o creación de espacios públicos para la recreación y el esparcimiento, el embellecimiento y puesta en valor de todos los monumentos, museos y edificios públicos; una gran obra paisajística, y la intervención y mejora de muchos barrios.

Medellín, cuna de artistas plásticos de reconocida trayectoria como Félix Ángel, Olga de Amaral y Fernando Botero, ha logrado exaltar la obra de sus nativos a través de exposiciones permanentes, esculturas al aire libre y diversos museos de arte.

Medellín es la tercera ciudad colombiana que recibe más visitantes extranjeros, y la cuarta en turismo interno. Según las cifras de la Organización Mundial del Turismo, OMT, Colombia recibió en 2016 un total de 2.288.000 visitantes extranjeros, estimándose que en 2017 la cifra haya superado los 3 millones (Fuente: CITUR Colombia, Boletín septiembre 2017), cifra que no incluye el tráfico de fronteras terrestres (Excursionistas). De ese total Medellín y en general el Departamento de Antioquia captaron casi 300 mil visitantes foráneos.

Viendo esta maravillosa transformación no dejo de pensar en lo importante e interesante que será para Venezuela y sus nuevas generaciones, recuperar y elevar las maravillosas ciudades venezolanas que hoy están sumidas en el caos urbanístico y/o social: Caracas, Maracaibo, Valencia, Barquisimeto y Mérida, por nombrar sólo las principales, y Coro, capital del estado Falcón, considerada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, pero hoy sumamente descuidada y con los problemas sociales desbordados. El ejemplo de Medellín nos debe llevar a pensar en grande, pensar en un futuro inmensamente mejor que el crudo presente en que hoy vivimos.

Willian J. Bracho

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

https://plus.google.com/u/0/+WilliamBrachoTurismoSustentable/

Volver al boletín

NUEVO!!!!

Volver