Para muchas personas el denominado “Cambio Climático” no existe, o puede ser que se nieguen a verlo para no sentirse cómplices de sus consecuencias letales. Para los que somos más sensibles respecto a cómo la naturaleza se ha ido degradando, no es difícil observar que cada vez los huracanes, terremotos, tsunamis y tornados, se presentan más fuertes, y que los casquetes polares se han venido reduciendo a niveles preocupantes. Tampoco podemos negar que las áreas boscosas de la tierra han disminuido en casi un 30% en los últimos 40 años y que los ciclos de lluvia y sequía cada día están más inestables causando desastres naturales o grandes pérdidas de cosechas

 

En países como Venezuela los ríos navegables se han reducido en un 80% en los últimos 100 años, como consecuencia de la tala de árboles en sus cabeceras, y muchos de ellos llenan sus causes sólo en la temporada de lluvias.

La capa de ozono está llena de huecos causados por la contaminación y como consecuencia la radiación solar es mayor generando suelos más secos y mares y lagos con mayor evaporación.

El ambiente en general se degrada continuamente debido a pésimas políticas públicas sobre tratamiento de las aguas servidas, la basura y el aire que respiramos, afectándose también el paisaje natural y el urbano. A todo lo anterior se le asocia con el cambio climático.

La sostenibilidad, más que un desafío, se ha convertido en una lucha sin cuartel entre los que desean un planeta verde donde se pueda ir reduciendo la contaminación a niveles mitigables, y los que desean a toda costa explotarlo sin utilizar las técnicas apropiadas y obviando las recomendaciones de protección ambiental y sostenibilidad en general. Para estos últimos lo importante es el negocio sin importar las consecuencias para la madre naturaleza y las nuevas generaciones.

Imagen: Ecología Verde

Ante este panorama, hay varias interrogantes:

¿Como se afecta el turismo?; ¿Por qué siguen creciendo las llegadas internacionales a pesar de esta situación?; ¿Será posible el Turismo Sostenible?; ¿Cómo se afectan los destinos castigados severamente por los efectos del cambio climático?

Empecemos por recordar que el turismo es una actividad social y económica en la cual, por una parte, hay empresarios, trabajadores, proveedores y autoridades interesados en que lleguen visitantes, y por la otra, hay personas que por diferentes motivos desean desplazarse a diferentes destinos. A los primeros los afecta porque no generarán ingresos, que en muchas ocasiones pueden ser el único sustento del destino; los turistas por su parte, tendrán quizás la posibilidad de modificar su viaje y dirigirse a otros lugares, pero con seguridad, si tienen una mala experiencia en el lugar a donde originalmente iban, no regresarán por mucho tiempo, ni lo recomendarán. Las llegadas internacionales continuarán creciendo, pero no necesariamente hacia los mismos lugares. Por ejemplo, las islas del Caribe y ciudades de la Florida, severamente castigadas por el huracán Irma, difícilmente podrán recibir el mismo volumen de turismo en la próxima temporada. Sin embargo, nuevos núcleos receptores competirán por captar esos turistas que no quieren ir a destinos afectados severamente por el clima y la contaminación.

 

El turismo sostenible sólo será posible si existe un esfuerzo mancomunado entre todos los actores que interactúan en la oferta del destino, y se logra que los visitantes respeten la naturaleza, el paisaje y la cultura de los sitios visitados; pero a pesar de lo anterior, aún será necesario que la madre naturaleza no descargue su ira sobre tal o tales destinos. Esto nos dice que cada día habrá más destinos privilegiados, es decir, aquellos donde estadísticamente la naturaleza no hace estragos con frecuencia, para ellos será más fácil sellar el compromiso de sostenibilidad.

El cambio climático afecta la sostenibilidad, la calidad, y la seguridad de los destinos turísticos, pero el problema del clima es mundial, y las positivas acciones que se tomen a nivel local no serán suficientes sin un compromiso sólido de los Estados para que el futuro del planeta sea menos preocupante desde el punto de vista ambiental.

Willian J. Bracho

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

https://plus.google.com/u/0/+WilliamBrachoTurismoSustentable/

Volver al boletín

NUEVO!!!!

Volver