Los economistas aseguran que China busca entrar al mercado latinoamericano a través de la plataforma logística de Panamá. 

Han pasado tres rondas de negociaciones del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Panamá y China y aún se desconoce los objetivos claros del istmo, sin embargo el gigante asiático si sabe lo que quiere, ingresar al mercado latinoamericano utilizando a Panamá como plataforma logística, aseguran los economistas.

En los últimos años la inversión de la República Popular de China en el continente americano se ha incrementado. Entre 2012 y 2014 concedió alrededor de 40,000 millones de dólares anuales en créditos de infraestructura a países en vías de desarrollo, en su mayoría para obras de transporte y generación de energía.

Panamá no ha sido la excepción y este año varias multinacionales han establecido operaciones en Panamá principalmente en el área de telecomunicaciones, construcción, marítimo y algunos bancos chinos.

En ese sentido, el pasado mes de febrero de 2018, representantes de la CCIAP y Qingdao Bureau of Commerce, China (Quingdao Bofcom) firmaron un Memorandúm de Entendimiento (MOU).

"Antecedentes $42.6 millones exportó Panamá a China el año pasado, según datos oficiales. 12 de junio se anunció oficialmente en Pekín el inicio de las negociaciones de un TLC."

La empresa exporta de China a Panamá, alrededor de 50 mil toneladas de pisos de madera cada año.

Manuel Ferreira, director de Asuntos Económicos de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (CCIAP), manifestó que lo que les interesa a los chinos es que el sistema logístico panameño crezca y se fortalezca porque eso los ayudará a tener acceso a los mercados latinoamericanos.

"China no hará una inversión de extracción en el país, sino que fortalecerá el sistema logístico porque a ellos les conviene", expresó.

Agregó que la negociación del TLC puede ser positiva siempre y cuando el país haga cumplir las leyes, las regulaciones y si hay algún tipo de situación enfrentarla.

Ferreira indicó que la CCIAP apoya el proceso de negociación con China porque es un socio comercial relevante para Panamá, pero se tiene que evaluar paso a paso cómo va a darse esa negociación.

No descartó que es una negociación que puede atraer elementos positivos y oportunidades en inversión, generación de empleo, exportación de los productos, sin embargo hay que ver los retos y cuáles pueden ser los sectores más sensibles, por lo que debe darse un proceso adecuado con mucha consulta.

Por su parte, el economista Adolfo Quintero coincide con Ferreira y agregó que Panamá tiene desventaja en las negociaciones ante China.

"Cuando vamos a negociar un TLC tenemos que sustentarle al país cuáles serían los beneficios que se buscan y eso no lo sabemos, sobre todo, frente a la segunda potencia comercial del mundo que sí sabe sus objetivos", argumentó.

Paralelo a esta negociación, China mantiene una guerra comercial con Estados Unidos, la cual podría afectar la inversión extranjera en el país.

El economista Juan Jované indicó que frente a cualquier incertidumbre que haya entorno a la guerra comercial entre ambos países, eso podrá detener las inversiones extranjeras, lo cual sería preocupante.

"La posibilidad de que China ocupe una posición estratégica en Panamá podría ser considerado como un problema de seguridad nacional para los Estados Unidos", afirmó.

El año pasado, Panamá importó desde China bienes y servicios por valor de $1,344 millones y exportó productos por valor de $42.6 millones, entre café, pieles de bovinos y harina de pescado, de acuerdo con los datos oficiales.

El país asiático es el primer proveedor de la Zona Libre de Colón y el segundo usuario más importante del Canal de Panamá, por el que pasa cerca del 6% del comercio mundial, después de Estados Unidos.

Fuente: panamaamerica.com.pa

Volver al boletín

NUEVO!!!!

 

Volver