Para este evento se necesitan 1,500 restaurantes afiliados, de los cuales han contactado 493 y 293 ya iniciaron el proceso de filiación.

Yessika Valdés | Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. | @kasseyv

A seis meses de que Panamá albergue a más de 250 mil peregrinos que asistirán a la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), que se desarrollará del 22 al 27 de enero, la industria hotelera y los restaurantes se preparan y esperan mejorar sus ventas.'

Antecedentes

$54 millones es la inversión aproximada que se requiere para financiar este evento internacional.

50% de espacios se ha identificado que se requieren en campamentos.

En los últimos años, la sobreoferta de hoteles y la baja permanencia de 1.5 millones de visitantes con respecto a los 12 millones que pasan por el Aeropuerto Internacional de Tocumen han sido factores que afectan a una industria que aporta un 11% al producto interno bruto (PIB). 

Miembros del sector no pierden la esperanza de que esta situación mejore el próximo año con la realización de este megaevento, sin embargo, están conscientes de que esto solo será por una semana.

Armando Rodríguez, presidente de la Asociación Panameña de Hoteles (Apatel), dijo que hasta la fecha tiene casi un 80% de ocupación hotelera, sin embargo, hay una cantidad de personas que aún no han confirmado porque que están haciendo la logística de transporte.

Rodríguez señaló que para poder captar este grupo de visitantes, negociaron tarifas atractivas que van desde los 90 dólares a 175 dólares la noche, tomando en cuenta que es temporada alta.

"Es una actividad especial, además de que el mes de enero es temporada alta, razón por la cual los precios no son tan bajos", explicó. Reconoció que aunque la actividad los ayudará un poco, solo será por una semana.

Hasta abril del presente año, la ocupación hotelera estaba en un 47%, lo cual representa una disminución de 6.5% en comparación con el 2017.

"Durante los tres primeros meses, cuando estamos en temporada alta, la ocupación hotelera estuvo bien, pero tres meses más tarde todo volvió a la realidad", manifestó.

Aclaró que la forma de pago al hotel será directa por parte de los visitantes.

Otros de los sectores que podrían mejorar sus ventas son los restaurantes, que durante el primer semestre del año reportaron una caída de un 40%.

Para este evento se necesitan 1,500 restaurantes afiliados para la alimentación de peregrinos, y hasta el momento, de acuerdo con los organizadores de la Jornada Mundial de Juventud, se han contactado 493 y 293 ya iniciaron el proceso de filiación, la mayoría franquicias.

A los comercios de expendio de comidas se les está haciendo una inducción sobre lo que es la JMJ y se les señaló que se trabajará con cupones y no con efectivo.

Domingo de Obaldía, presidente de la Asociación de Restaurantes y Afines de Panamá, explicó que hasta el momento, ya los locales que están afiliados al gremio tienen conocimiento del proceso para participar del evento, pero que es una decisión de cada uno de ellos llenar los documentos para después ser evaluados.

Aclaró que los restaurantes que no se puedan afiliar por alguna u otra razón podrán ofrecer menús atractivos para todos los visitantes, pero tendrán que tener la aprobación de la JMJ.

"Una vez el restaurante califica para participar del evento, la JMJ nos dará una serie de requisitos para la promoción y atraer a los visitantes", agregó.

En cuanto al pago que se les hará a los dueños de los restaurantes, De Obaldía dijo que después de que finalice el evento se hará el desembolso.

Unos $50 millones mínimo irían al Tesoro Nacional en concepto de tributos por tasa de aeropuerto, impuestos de hotel, consumo y compras de entre los peregrinos, voluntarios y visitantes que estarán en Panamá por casi un mes, de acuerdo con los organizadores.

En el 2017, durante la última JMJ, en Cracovia, el papa Francisco escogió a Panamá.

Fuente: Panamá América

Volver al boletín

NUEVO!!!!

 

Volver