El encarecimiento del dólar ha afectado el costo de la canasta básica, lo que ha ocasionado que cada vez la población tenga menos poder adquisitivo.

Marianela Miranda | PanamaAmerica

Vivir en una ciudad costosa como Panamá es muy difícil para muchos panameños, quienes cada día pierden mayor poder adquisitivo y luchan por mantener su calidad de vida.'

Giovanny Fletcher, representante de los consumidores, indicó que Panamá se considera la ciudad más cara de Latinoamérica, sin embargo, los niveles de desarrollo económico no son cónsonos con el encarecimiento del país.

Indicó que desde hace mucho tiempo se percibe que la ciudad de Panamá se ha convertido en un lugar cada vez menos accesible y no se pueden satisfacer las necesidades básicas como la alimentación, vestidos, transporte.

"Vivir en el centro de la ciudad de Panamá es difícil, sin embargo, los que viven en las periferias como San Miguelito, Colón, La Chorrera y Arraiján, tienen los niveles económicos más bajos, por debajo de otras urbes latinoamericanas como Buenos Aires, Santiago de Chile, el sur de Brasil.

Destacó que la clase media profesional en Panamá ha bajado su capacidad de ingresos.

Indicó que entre los factores que han influido en este encarecimiento figura la migración, factores socioeconómicos, financieros, el valor de la propiedad del metro cuadrado y eso arrastra otros costos como en los alimentos, la canasta básica, entre otros.

"No se verán soluciones inmediatas, si no se enfrentan posiciones muy directas como los monopolios, los acuerdos de precios, distorsión macroeconómica", explicó.

Expertos sostienen que los altos costos en alimentos, transporte, salud, educación han ocasionado que la población no cuente con suficiente poder adquisitivo, lo que ha generado una desaceleración en la economía, despidos, endeudamiento y hasta cierre de empresas.

De igual manera, mencionaron que hay que tomar en cuenta los efectos que tiene la desaceleración económica, ya que al tener una economía netamente dolarizada mantiene al país sujeto a los vaivenes económicos internacionales.

"Panamá es un país importador, ya que la producción nacional atraviesa por un mal momento y esto también encarece los costos", dijo el economista Juan Jované.

El economista explicó que ser un país caro no es bueno ni para los que vivimos aquí, ni para los visitantes.

Son varios los sectores que se han visto afectados por el encarecimiento del dólar, como por ejemplo el turismo.

Expertos en el tema sostienen que el dólar tiene su influencia, pero también la falta de una proyección para atraer a los turistas.

Jaime Figueroa, experto en turismo, afirmó que en efecto el turismo panameño es muy caro y por eso en Panamá se debería implementar una política de turismo en la cual haya una serie de atractivos que impulsen al turista a visitar Panamá.

En cuanto a la situación que atraviesan los restaurantes, debido al encarecimiento de la economía, Domingo de Obaldía, presidente de la Asociación de Restaurantes, indicó que esto afecta en gran medida esta actividad, ya que con el alza del costo de la canasta básica disminuye el consumo en estas instalaciones.

Esto es contrario a lo que afirman las autoridades de que el Control de Precios ayuda a que el costo de la canasta básica no se haya disparado en los últimos años.

El estudio publicado esta semana por el Banco Suizo (UBS) indica que Panamá es la ciudad más cara de Latinoamérica, ubicada en la posición 21 a nivel mundial, seguida por otras ciudades como Buenos Aires, Argentina que figura en el puesto 45, Santiago de Chile (49), São Paulo (52), Río de Janeiro (56), Lima (61), Bogotá (65) y Ciudad de México (69).

Fuente: Panamá América

Volver al boletín

NUEVO!!!!

 

Lo mas leído

Volver