Evidencias científicas corroboran el impacto negativo del cambio climático en el canal de Panamá, en una reducción de la disponibilidad de agua, principal motor de este emblemático enclave económico del país.

Según las mediciones realizadas por más de 30 años, entre 1985 y 2017, por la Autoridad del Canal (ACP) en las estaciones de Gamboa, Gatún y Balboa, la temperatura del aire aumentó 0,5 grados centígrados en esa zona, situación que, a juicio de algunos expertos, podría llegar hasta 1,5 grados más con el paso del tiempo.

'Aunque el incremento parece mínimo, para el equilibrio del sistema, pequeños cambios pueden resultar en impactos importantes al planeta tierra', aseguró Carlos Vargas, vicepresidente de Ambiente, Agua y Energía de la ACP.

Otro indicador que muestra el impacto del cambio climático es la reducción de hasta un 20 por ciento de los caudales del río Chagres, el cual fluye en la Cuenca Hidrográfica del canal de Panamá y provee de agua a las esclusas de la vía acuática, y a casi dos millones de personas en cinco áreas del país, entre ellas la ciudad capital, precisó.

A juicio del funcionario, en los últimos cinco años el Chagres ha estado por debajo de su promedio histórico de cinco mil 41 millones de metros cúbicos anuales, debido a la reducción de las precipitaciones.

En entrevista con el diario La Estrella de Panamá, Vargas explicó que enero de 2018 fue el segundo más lluvioso de la historia del canal de Panamá, algo atípico para esa época del año; mientras octubre, por el contrario, fue el segundo más seco reportado en el mismo periodo en más de 100 años de información.

Un indicador adicional de los efectos del calentamiento global en tierras canaleras es la intensidad y frecuencia registrada en las tormentas, de las cuales ocho de las 10 mayores de los últimos 50 años se produjeron a partir de 2000, acotó.

El dato científico también reveló un incremento en el nivel medio del mar Caribe, en la entrada norte del canal de Panamá, en tanto pasó de 0,024 pies en 1925 a 0,390 en 2010, al parecer como consecuencia del aumento de los gases de efecto invernadero en la atmósfera.

'Ambos (mar Caribe y océano Pacífico) muestran que el nivel medio del mar está aumentando aproximadamente uno o dos milímetros por año, apuntó el especialista, quien se refirió a la despoblación que experimentan actualmente algunas islas pobladas por indígenas de la etnia panameña Guna Yala a causa de este fenómeno.

De acuerdo con datos suministrados en 2016 por la organización Cathalac, para el 2050 Panamá podría experimentar un aumento generalizado de las temperaturas de entre 0,5 y dos grados centígrados, lo cual podría generar situaciones climatológicas extremas como abundantes precipitaciones y fuertes sequías, como la vivida en 2015.

Fuente: PanamáÓn

Volver al boletín

NUEVO!!!!

 

Volver