Los trabajos del altar incluyen la construcción del retablo mayor con los elementos litúrgicos, inspirados en la figura del patrono del lugar.

Thays Domínguez @Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

La iglesia Santo Guzmán de Parita, que data desde la época colonial, tendrá por fin su altar mayor, luego de que hace más de 40 años fue desmontado debido a un gran deterioro que presentaba en su estructura.

Se trata de una obra esperada por los moradores de Parita, en la provincia de Herrera, que desde 1970 no cuentan con un altar, a pesar que el lugar es considerado una de las joyas del patrimonio histórico y cultural, además de un punto estratégico para el turismo religioso.

Los trabajos de restauración del altar mayor incluyen la construcción del retablo mayor con los elementos litúrgicos, inspirados en la figura del patrono del lugar, Santo Domingo de Guzmán, así como de la Virgen del Rosario.

En la parte del tercer cuerpo del retablo se colocará un óleo en el que la Virgen del Rosario le entrega el santo rosario a Santo Domingo, mientras que en el medio irá el Santísimo, en un badalquino, una especie de templete formado por cuatro columnas que sostienen una cúpula.

Todas las mejoras, indicaron los involucrados en esta obra se realizan de acuerdo al estilo colonial de la iglesia, que se distingue por sus altares o retablos donde abundan los motivos estilizados con formas de frutas como granadas y flores, girasoles y otros detalles que simulan encajes en una fina madera policroma con pintura de oro.

La mayor parte de estas obras se realiza en estilo barroco del siglo XVII, ya que la iglesia fue construida según registros históricos en 1656 durante la colonia española y declarada monumento histórico nacional en 1941.

Joaquín De León, quien forma parte de la Asociación Santo Domingo de Guzmán, indicó que la obra es una construcción total, que se realizará en caoba nacional. Esta obra se realizará en aproximadamente 517 días calendarios a un costo de 250 mil dólares, fondos provenientes de un convenio entre la Diócesis de Chitré y la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP).

Los planos de estas obras ya fueron aprobados por Patrimonio Histórico y ya se inició con la confección de algunas de las piezas en un taller que se ha dispuesto para tal fin en el mismo pueblo colonial de Parita.

“La construcción del altar mayor no es como hacer una carretera u otra obra civil, por lo que se escogió a artesanos de la comunidad con mucha experiencia en este tipo de trabajos”, indicó De León.

La obra fue visitada por el administrador de la ATP, Gustavo Him, para conocer los avances de la misma en una de las iglesias más visitadas de todo el país, donde se realizan actividades como la celebración tradicional del Corpus Christi y la Semana Santa viviente.

“Es una deuda que se tenía con la iglesia de Parita”, indicó Him, quien recalcó que otras iglesias coloniales del país estarán siendo mejoradas para crear un circuito de turismo religioso que permita mostrar a los visitantes todas las joyas arquitectónicas que se mantienen desde la época colonial.

Fuente: Panamá América

Volver al boletín

Certifíquese como Experto en Norwegian Cruise Line

NUEVO!!!!

Volver