Empresarios piden a las autoridades un mayor control de los tradicionales 'chicheros' y los modernos 'food trucks' que han ido aumentando.

Clarissa Castillo | Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. | @Claricastillo28

Con la aparición de los restaurantes ambulantes, mejor conocidos como "food trucks", los empresarios del sector que operan apegados a la ley están enfrentando una competencia desleal que se incrementa mucho más para fin de año.

La molestia de los dueños de las grandes cadenas de restaurantes del país, que enfrentan una caída en sus ventas de entre un 25% y 30%, consiste en que algunos pequeños restaurantes y extranjeros que improvisan con un puesto en las calles no pagan impuestos, seguro social, mano de obra, entre otras cosas, señaló Domingo De Obaldía, presidente de la Asociación de Restaurantes y Afines de Panamá (Arap).

"Hay restaurantes pequeños que cumplen con todo y otros no. Si proliferan las ventas de comida en carros parados, quitan clientes a algún restaurante, incluso hay casos de algunos que se ponen cerca de restaurantes formales y afectan", comentó el empresario.

Sobre este tema, Genaro Bárcenas, subdirector de Microempresas de la Alcaldía de Panamá, negó a Panamá América que haya otorgado algún aviso de operación para algún "food truck".

En esta misma línea, el Ministerio de Comercio e Industrias (Mici) informó que los camiones y las personas que venden comida en la calle no requieren de un aviso de operación para realizar sus actividades económicas.

En ese caso, afirmaron que lo que se necesita son los trámites del Ministerio de Salud (Minsa) y la alcaldía, como cuando se hacen actividades en los Carnavales.

Sin embargo, se trata de una responsabilidad compartida entre la Alcaldía de Panamá, Mici y el Ministerio de Salud (Minsa).

Aunque actualmente no se tiene un registro de la cantidad exacta de este tipo de puestos, llama la atención que en Panamá ha crecido el número de estos camiones que venden comida rápida en algunos puntos, lo que mantiene en alerta a la Arap.

De hecho, en los últimos meses, algunos cantantes y caras de televisión han incursionado en el negocio por considerarlo rentable.

A través de Panamá Emprende, se permite que las personas puedan acceder a un permiso de operación para dejar constancia de que la actividad comercial o industrial que van a ejercer ha sido debidamente informada a la administración pública.

En la tramitación se incluye una declaración jurada de la persona interesada, en la que declara haber cumplido las normas que amparan la actividad que desarrollará.

Otros de los casos que se repiten a diario son la falta de control de Salud y Migración, ya que algunos extranjeros que se dedican al negocio no tienen carnet verde ni blanco para certificar buena salud y que han tomado las charlas correspondientes sobre manipulación de alimentos.

Mientras, en el caso contrario, los propietarios de restaurantes alegan que a ellos se les exigen muchos requisitos y son inspeccionados por la Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia (Acodeco), Minsa, la Dirección General de Ingresos (DGI) y el Cuerpo de Bomberos.

Los líderes del sector no solo se han visto afectados por la proliferación de vendedores informales, ya que también les afectan la baja afluencia de turistas, el aumento de los alimentos y alquileres, la llegada de las lluvias y la desaceleración económica que ha impactado las finanzas de todos los empresarios.

Todos estos factores han influido para que algunos restaurantes hayan cerrado este año, tal como lo confirmó De Obaldía al destacar que en el Casco Viejo y San Francisco hay muchos restaurantes que han cambiado de nombre y también otros de alquiler que se han ido. Solo en la ciudad de Panamá hay más de 1,000 restaurantes.

Mejores días

Rino Tamburelli, encargado de Rino's Ristorante y el restaurante de pizzería italiana Mamma Rosa, tiene la esperanza de que las ventas mejoren con todas las fiestas que se avecinan, como la Navidad y las graduaciones, cuando las ventas pueden incrementarse más del 25%.

Desde ya los restaurantes están calentando motores ofreciendo a los comensales el menú navideño, típico y otras recomendaciones de los chefs.

En tanto, otros como Abdiel Celis, propietario del Peskito, han cambiado sus promociones al público por otras nuevas todos los días para tratar de atraer a los clientes.

"Vamos a abrir para desayunos los domingos, estamos haciendo 2x1 en cocteles, tenemos un evento este mes que se llama Back in Time", mencionó.

"$500

hasta $5,000 podría poner el Minsa de encontrar alguna irregularidad a manipuladores.

$25

y $30 cuesta sacar los carnets blanco y verde (cada uno) con los exámenes de salud incluidos.

Fuente: Panamá América

Volver al boletín

XXVI Exposición Viajes y Turismo AVAVIT 2018

NUEVO!!!!

Volver