Fachada del Aeropuerto Internacional de Tocumen

Tocumen S.A., decidió dar por terminado el contrato de concesión de combustible que sostenían desde la pasada administración (año 2011) con el consorcio Asig Panamá.

Según un comunicado emitido este domingo por la Presidencia de la República, la cancelación del contrato que se había pactado en el año 2011 entre el Estado y el consorcio durante la administración del expresidente Ricardo Martinelli, es considerado como “económicamente desfavorable para el Estado”.

Estas expresiones surgen por la fórmula utilizada donde el Estado recibiría 1 centésimo por cada galón despachado, mientras que el consorcio privado se quedaba con 6 centésimos de cada galón.

El consorcio que tenía la concesión hasta el año 2031, era conformado por empresarios locales y extranjeros, pero se “comprobó que no cumplieron con la inversión requerida para incrementar las reserva diaria de combustible”, expresa el comunicado de la Presidencia.

Según un informe, el Estado recibiría regalías anuales cercana a los $2 millones, mientras que los empresarios tendrían ganancias equivalentes a $13 millones.

Esto representaría en los 20 años de la concesión, que el Estado habría recibido unos $60 millones y el consorcio de empresarios locales la suma de $260 millones.

El presidente de la República, Juan Carlos Varela, afirmó que “su Gobierno es de servicio y no para negocios”, por lo que se ha establecido una nueva convocatoria para licitar el suministro de combustible para aviones en las terminales aéreas de Tocumen, Río Hato, Colón, Panamá Pacífico y David.

Fuente: tvnNoticias

Volver al boletín

WTM Latin America 2017

NUEVO!!!!

Volver