Pese al anuncio de los tres líderes guerrilleros, los destinos de la paz siguen su marcha. 

Preocupación y tristeza son las principales reacciones de algunos actores del turismo en el país, luego de que tres exlíderes de la Farc anunciaran la creación de una nueva guerrilla en Colombia. Sin embargo, la industria de viajes se plantea continuar con el trabajo realizado hasta ahora en los destinos del posconflicto y le pide al Gobierno la protección de los territorios, mientras que las comunidades tienen la ilusión de continuar con una labor de turismo para la paz.

"Es un anuncio preocupante y triste por el trabajo que se ha hecho, por la lucha de terminar con la guerrilla y el narcotráfico -dice Paula Cortés Calle, presidenta de Anato-. Son pocos los que se han apartado del proceso y quieren seguir haciéndole el juego al narcotráfico, pero no nos vamos a dejar. Le hemos pedido al presidente Duque que dé un mensaje importante a la comunidad internacional, sobre el trabajo que seguimos y seguiremos haciendo por el turismo del país".

Desde la firma de los acuerdos de paz, la imagen de Colombia en el exterior cambió. El país apareció en más guías de viajes, salió de la lista de lugares peligrosos y más extranjeros estuvieron dispuestos a conocerlo. De acuerdo con Gustavo Toro, presidente de Cotelco, "la percepción internacional es que Colombia está en tránsito hacia una mayor tranquilidad, tememos turistas en la mayoría de destinos. El anuncio de hoy genera una incertidumbre grande".

Sin embargo, el líder gremial considera que "la noticia no tendrá efectos negativos inmediatos, en la medida en que no sucedan actos terroristas en el país". En tal caso, lo que esperarían en el sector hotelero, es que "el Estado, con su capacidad de respuesta, margine las acciones terroristas que estos individuos puedan adelantar".

Algunas personas que hacen operación turística internacional y que tienen programados viajes al país se han mostrado inquietas. "Personas de programas de televisión de cadenas americanas nos llamaron para cancelar los programas que querían hacer en Colombia", dice Javier Gómez, el presidente de la Corporación Turismo, Paz y Desarrollo.

Pero Gómez asegura que hay que ver la otra cara de la moneda, pues desde los acuerdos se han logrado muchas cosas. Por ejemplo, en San Vicente del Caguán, zona que era de ‘El paisa’, "hay un grupo de muchachos reincorporados que compitieron en Australia, tienen acompañamiento de la ONU y tienen una operadora turística. Están certificados y vienen haciendo un buen ejercicio para que la gente conozca sus sitios", dice Gómez.

Es un grano de arena en el desierto, pero demuestra la importancia del proceso para el sector.

Sin vuelta atrás

El trabajo con el turismo como herramienta para la paz está en marcha. Esta semana, la Agencia para la Reincorporación y Normalización (ARN) anunció que, durante los próximos tres meses, 35 excombatientes de las Farc-EP asistirán a procesos de formación técnico laboral en turismo como parte del proceso de reincorporación.

A esto se suma la labor que la ARN viene adelantando en la mesa de turismo, en la que participan ProColombia, el Ministerio de Comercio, Parques Nacionales Naturales de Colombia, la ONU y el Sena, con el fin de establecer lineamentos y políticas para la elaboración de proyectos turísticos con excombatientes.

Es necesario, coinciden los actores del turismo, apoyar el proceso, continuar con el trabajo hecho desde diferentes miembros de la cadena del turismo y aportar a la paz.

eltiempo.com

Volver al boletín

NUEVO!!!!

 

Volver