Su nuevo criterio se aplica en todo el mundo y sólo se ha aplazado en unos casos en USA

Booking primero introdujo las comisiones sobre el plus de resort que las grandes cadenas hoteleras aplican. Se armó un escándalo y la OTA decidió retirarlo momentáneamente hasta que a los pocos días volvió a introducirlo. Las protestas amainaron y ahora se puede decir que el Booking ha ganado la batalla, sobre todo fuera de Estados Unidos, país en el que ha hecho un aplazamiento de su entrada en vigor.

Leslie Cafferty, de Booking, confirmó a Skift, la revista especializada en turismo, que está aplicando la comisión a todos los extras que los hoteles aplican a los clientes y que estos no pueden rechazar, además por supuesto de la comisión en el precio de la habitación. Entre estos pluses, por ejemplo, están los pluses por aparcamiento o los “resort fees”. La comisión se aplica ya normalmente en todo el mundo, con algunas excepciones en Estados Unidos.

O sea, Booking se ha salido con la suya y los hoteles han terminado por no protestar. O, quizás, muchos piensen que les han descubierto y que es razonable pagar también por esos extras.

Hablamos de un recargo sobre el precio de la habitación que no es evitable. Es decir, que no obedece a un deseo del cliente sino a que es una parte del precio final que se ha desgajado y que no puede eludirse..

En el caso de Estados Unidos, la OTA con base en Amsterdam ha decidido retrasar su entrada en vigor en el caso de algunas grandes marcas o cadenas. Entre estas grandes marcas están Golden Nugget, Wynn, Encore y Red Rock Resorts, que en enero de este año, cuando se anunció la comisión que iba a ser introducida a partir de junio pasado, decidieron darse de baja de Booking. Algunas de estas cadenas dijeron que necesitaban más tiempo para organizar su contabilidad. En general, en estos casos, Booking ha retrasado la entrada en vigor de la comisión.

Sin embargo, en el resto del mundo, la OTA aplica ya normalmente estas comisiones, sin que haya más resistencia.

Según dice la portavoz de Booking a Skift, estas comisiones sobre esos extras se aplican porque son contrarios al consumidor, porque son recargos en sí mismos escondidos. Cuando uno acude a un hotel espera que el precio de la habitación incluya todos los costes inevitables y que, después, existan conceptos opcionales.

Sin embargo, estos recargos no son opcionales y, por lo tanto, deberían estar en el precio de la habitación, sugiere Booking. Aunque, en realidad, es evidente por un lado que los hoteles tienden a fragmentar el precio de la estancia para que la comisión de la agencia sólo se aplique al precio base y, lógicamente, Booking no está dispuesta a permitirlo. Sin embargo, Expedia, la otra gran agencia online no aplica comisiones por los adicionales como sí lo hace Booking.

Preferente.com

Volver al boletín

NUEVO!!!!

 

Volver