Las agencias mayoristas de Cataluña tienen también especialmente la mirada puesta en las elecciones autonómicas del 21 de diciembre. Las más dependientes del emisivo han notado una bajada evidente en octubre, de igual modo que las receptivas, como destaca Juliá por encima de todas. La incertidumbre está lastrando las ventas y los touroperadores con más cuota en la región son los que más lo padecen (Cataluña: las grandes redes venden 15% menos en un mes).

No obstante, según han transmitido a preferente.com fuentes de primera fila de la intermediación turística, las mayoristas catalanas pueden agradecer que la tensión haya estallado después del verano, porque de haber sido en plenopico de venta estival las consecuencias podían haber sido muy complejas para algunas (Las hoteleras catalanas rehúsan confirmar si se irán de Cataluña).

Una de las mayoristas con más presencia en la región es Transrutas, que ha sido más discreta en su posicionamiento que otras –como por ejemplo Serhs– claramente identificadas con el movimiento secesionista, y que han seguido más las dos grandes huelgas convocadas contra las actuaciones del Gobierno central. 

Otras de las grandes mayoristas basadas en Cataluña son las de Hotusa, Keytel y Restel, que vienen acumulando crecimientos en los últimos años, y cuyo accionista mayoritario por encima de la familia Gargallo, Amancio López, tampoco se ha pronunciado públicamente, probablemente por la estrecha amistad personal que tiene con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que fue su compañero de pupitre cuando eran jóvenes.

Una de las grandes que sí se ha pronunciado es Juliá, aunque lo ha hecho para afirmar que se quedaban en Barcelona justo cuando la oleada de salidas de Cataluña era más fuerte, afectado incluso dentro del Sector a Edreams o a Volotea, mientras Vueling o las grandes hoteleras de la región decidieron seguir también en su tierra, con la excepción hace dos años de Derby (Grupo Juliá no considera trasladar su sede fuera de Barcelona).

Así, la afectación en la compra de viajes que ha tenido el tenso mes de octubre a causa del desafío independentista al Estado, hace que las mayoristas sean las que tienen los dos ojos más puestos en el devenir electoral del 21-D, pues son junto a las minoristas las empresas más frágiles de la cadena turística, y esperan un panorama despejado y tranquilo que anime al comprador a paliar en la próxima primavera el bajón de ventas de octubre (Las agencias madrileñas bajan entre el 15% y el 20% las ventas a Cataluña). 

Fuente: Preferente

Volver al boletín

NUEVO!!!!

 

Volver