LOS INICIOS

Creado por iniciativa del rey Alfonso XIII, para dotar a Madrid de un gran establecimiento hotelero de lujo acorde a las necesidades de la capital de España, The Westin Palace, Madrid abrió sus puertas en 1912 como el hotel más grande y moderno de Europa.

Edificado sobre un solar de 6000 m2 que ocupaba el antiguo Palacio de los Duques de Medinaceli, se encuentra situado en pleno “Barrio de las Letras”, lugar de residencia de los grandes escritores del Siglo de Oro, actualmente el barrio más bohemio y chic de Madrid, residencia de artistas y diseñadores y que aglutina un gran número de galerías de arte, centros culturales, museos así como las boutiques más curiosas de Madrid. Frente al hotel se encuentra el Congreso de los Diputados, cruzando la calle, el Museo del Prado, una de las pinacotecas más importantes del mundo, y el Museo Thyssen Bornemisza; así como el Museo Centro de Arte Reina Sofía a cinco minutos a pie.

El empresario belga George Marquet, promotor y primer propietario del hotel otorgó el proyecto al estudio de Leon Monnoyer y al arquitecto Eduard Ferré i Puig, ganador del concurso convocado para adaptar el proyecto a la forma trapezoidal del solar. Se colocó la primera piedra un 9 de marzo de 1911 y terminó su construcción el 20 de septiembre de 1912, dieciocho meses y once días después, batiendo todas las marcas de rapidez.

El solar se adquirió por 1,5 millones de pesetas y la inversión total ascendió a 15 millones. Se inauguró con 800 habitaciones siendo el primer hotel en España y el segundo en el mundo con cuarto de baño en cada una de sus habitaciones, para ello se trajeron fontaneros ingleses, suponiendo el nacimiento de esta profesión en Madrid.

Fue el primer hotel en incorporar teléfono en todas sus habitaciones y el primer edificio construido con la técnica del hormigón armado, incorporó las técnicas mas avanzadas al estilo de los edificios parisinos de la Belle Époque.

En 1914 el Ayuntamiento de Madrid premió al edificio como mejor construcción de la ciudad y en 1998 fue declarado por la Comunidad de Madrid Bien de Interés Cultural con categoría de monumento.

Desde un primer momento fue pensado para que se convirtiera no sólo en un hotel si no en un elemento fundamental de la vida social de Madrid, un lugar de encuentros donde reunirse, hacer negocios, fiestas y banquetes. Josép Pla, reconocido escritor y periodista de mediados del siglo XX, definió el hall del Palace como “el microcosmos de la vida española”.

Destaca por encima de todo la espectacular cúpula de cristal de estilo Art Nouveau del hall, centro neurálgico del hotel realizada por la casa Maumejean. Está decorada con motivos geométricos de carácter vegetal y arabescos.

Tres tapices flamencos del siglo XVII decoran la zona noble, así como una lámpara, pieza única en bronce macizo Art Decó con forma de palmera que hasta el año 1997 colgaba bajo la cúpula y ahora preside la entrada.

A lo largo de su historia, el edificio ha sufrido varias reformas para adaptarse a los nuevos tiempos y dotarle de todas las innovaciones técnicas necesarias. En el año 2013, fruto de un ambicioso proyecto incorporó 1185 m2 de salas para la celebración de eventos a nivel de la Plaza de Neptuno.

Actualmente el hotel se encuentra completamente restaurado y cuenta con 467 habitaciones, 50 de las cuales son suites, 2 restaurantes, un bar y 18 salones de banquetes en la planta noble.

 

CRONOLOGÍA DE UN CENTENARIO

  • El hotel fue propiedad de la familia Marquet hasta el año 1977, año en el que fue adquirido por el empresario Enrique Masó. En 1989 éste vendió el hotel a la cadena italiana Ciga Hotels, propiedad del Aga Khan. En el año 1995 la cadena Ciga pasó a formar parte de ITT Sheraton hasta que en 1997 Starwood Hotels & Resorts adquirió la cadena. Desde el año 2001 está gestionado bajo la marca Westin. En el año 2000 Host Spanish Operating TRS S. L. adquiría el inmueble sin que esto afectara a la gestión del hotel.
  • El primer huésped del hotel se alojó en la habitación 141 el 21 de septiembre de 1912 y pagó 7,5 pesetas, el equivalente hoy a 5 céntimos de euro.
  • La inauguración oficial se produjo el 12 de octubre de 1912, fue uno de los grandes acontecimientos de ese año en la ciudad.
  • Desde principios de siglo comenzó a recibir huéspedes ilustres como Igor Strawinsky, el pintor Pablo Ruiz Picasso, Marie Curie o la mismísima doble espía Margaret Gertrude Zelle (Matahari).
  • Pasada la I Guerra Mundial llegaron los Felices Años 20 y con ellos, los famosos bailes de media tarde bajo la cúpula.
  • El periodo entre 1920 y 1936 fue una etapa floreciente para el hotel, El Palace, era el punto de encuentro y cita obligada de todos los artistas e intelectuales que venían a Madrid. Valle Inclán, Joséphine Baker, Buster Keaton, Richard Strauss, todos ellos se alojaron en el hotel. En aquellos años, cuando aún eran compañeros de la Residencia de Estudiantes, Federico García Lorca, Luis Buñuel y Dalí tenían como lugar de reunión el bar del hotel.
  • Durante la Guerra Civil Española se convirtió en hospital militar, donde la cúpula de cristal jugó un papel protagonista ya que permitía realizar las operaciones quirúrgicas aun cuando existía falta de suministro eléctrico.
  • A finales del año 1939, tras una restauración del edificio de más de 4 millones de pesetas (24.000 euros) el hotel volvió a abrir sus puertas.
  • Durante los años 40, Salvador Dalí volvió ya al hotel como huésped, incluso llegó a pintar un boceto en la pared de su suite, lástima que la camarera de pisos lo borrara. Por los salones, se podía ver a Edgar Neville o Miguel Mihura.
  • También por aquellos años de la II Guerra Mundial el hotel fue centro de operaciones de agentes extranjeros y fuente de información para periodistas. En aquellos años comenzó a vivir en el hotel escritor Julio Camba.
  • El gran despegue económico de los años 50 supuso la visita al hotel de grandes artistas de Hollywood como Hemingway, Orson Welles, Lauren Bacall, Rita Hayworth, Ava Gardner y un largo etcétera.
  • En la década de los 60, con el boom del turismo, el hotel comenzó a recibir clientes internacionales, entre ellos, los Duques de Windsor, o el magnate italiano Giovanni Agnelli.
  • En 1972, antes de abrir oficialmente su sede en Madrid, una de las plantas del hotel se convirtió en Embajada de la República Popular de China, coincidiendo curiosamente con la visita de Henry Kissinger al hotel. Se dice incluso, que su encuentro sirvió para acercar posiciones.
  • Durante el Golpe de Estado del 23 de febrero de 1981, el hotel ocupó un lugar protagonista donde fue instalado el Gobierno Provisional de la Nación y sala de prensa de más de 200 periodistas de todo el mundo. • En el año 82 el hotel fue sede de la gran fiesta de la victoria socialista.
  • En 1991 el hotel acogió la celebración de la Conferencia de Paz entre árabes y judíos.
  • En el 2001, el hotel fue cerrado para acoger durante tres días una cumbre con 40 jefes de estado inaugurada por el Presidente del Gobierno y clausurada por el Rey de España. Allí coincidieron Bill Clinton y Mijail Gorvachov.
  • En el año 2004, con motivo del enlace de SS.AA.RR Los Príncipes de Asturias, el hotel fue una vez más uno de los hoteles elegidos para acoger a sus ilustres invitados de todo el mundo.
  • El 12 de octubre de 2012 el hotel cumplió 100 años y lo celebró a lo largo de todo el año con un calendario de actividades, artísticas, solidarias y gastronómicas..

HABITACIONES

El hotel cuenta con 467 habitaciones de las cuales 50 son suites (1 Real, 17 Ejecutivas y 32 Junior) y el resto, divididas en 109 Premium y 309 Deluxe. Todas ellas equipadas con las reconocidas “Westin Heavenly Bed” o camas celestiales.

Cumpliendo la normativa española, el hotel dispone de habitaciones están especialmente diseñadas y equipadas para discapacitados físicos. Las habitaciones están decoradas y amuebladas en un estilo clásico y confortable y conservan las puertas originales de madera de caoba.

Disponen de un sistema de aire acondicionado individualizado, ventanas con sistema de insonorización y doble acristalamiento, retenedores en las ventanas, caja fuerte, pantalla plana de TV de 32”, detector de humos y rociadores de agua anti-incendios, sistema telefónico digital con buzón de voz personal y sistema de manos libres.

Los cuartos de baño han sido diseñados en mármol combinado con el más moderno mobiliario sanitario. Se ha tenido especial cuidado en dar tratamiento ignífugo a todas las tapicerías (cortinas, entelado de paredes, cabeceros de las camas, sofás y butacones, alfombras y moquetas).

SUITES

Situada la cuarta planta con una superficie de 160m2, dispone de balcones y una vista impresionante de la Fuente de Neptuno, Casón del Buen Retiro y el Museo del Prado. Concebida por el diseñador de interiores más prestigioso de la industria del lujo hotelera, Pierre-Yves Rochon, su inspiración para el proyecto la ha tomado de la historia del edificio, así como la ciudad.

Rochon ha creado un ambiente clásico y confortable a las necesidades tecnológicas de los clientes más exigentes. Tiene un dormitorio amplio y lujoso con vestidor y baño con jacuzzi, así como un aseo de invitados. Además cuenta con un gran salón y comedor, bar, biblioteca y la posibilidad de añadir dos habitaciones conectadas alcanzando los 225 m.. La suite incluye pantallas de plasma en el dormitorio y sala de estar. Todo en esta suite es lujo y confort.

Suite ejecutiva Deliciosamente decoradas y con una extensión de 95 metros cuadrados, las Suites Ejecutivas ofrecen incomparables vistas de la ciudad.

Junior suite, sus 60 metros cuadrados son idóneos para viajeros de negocios o de placer que requieren un alto nivel de confort combinado con un ambiente residencial tranquilo.

SALONES

The Westin Palace, Madrid posee una ubicación única para todo tipo de eventos, así como magníficos espacios como son la cúpula y la entrada. El hotel alberga espacios de reuniones modernos como clásicos, conectados entre sí por una escalera histórica.

En el año 2013 como proyecto ambicioso el hotel inauguró el Espacio Palace, un espacio versátil y moderno que contrasta con los renovados salones de la planta principal, que cumplen 100 años. Este nuevo espacio convierte a The Westin Palace, Madrid en el centro de conferencias más grande de un hotel de cinco estrellas situado en el corazón de Madrid, ya que cuenta con 2600 metros cuadrados divididos en 23 salones independientes, capaces de albergar hasta 800 personas.

Las posibilidades de estos versátiles y funcionales salones son perfectos para realizar cualquier tipo de eventos: banquetes, celebraciones íntimas, bodas elegantes, lanzamientos de productos.

www.westinpalacemadrid.com

Volver al boletín

WTM Latin America 2018

NUEVO!!!!

Volver