Diez tendencias que marcarán la actividad de la industria hotelera en 2017

Analytics, ciberseguridad e inversión internacional, entre otras, serán clave

La inversión transfronteriza, las fusiones y adquisiciones y la tecnología (análisis de datos, por ejemplo) han cambiado el panorama mundial de la industria hotelera en un momento en que se empieza a percibir cierta desaceleración de los ritmos de crecimiento global. El informe Global hospitality insights, elaborado por EY, analiza el contexto actual y señala las diez tendencias clave de esta actividad para 2017.

1.- Impacto del Brexit: Los tiempos y la planificación serán claves en el sector si se confirma la salida de Reino Unido de la Unión Europea. A pesar de que el Reino Unido es uno de los países más visitados (Londres es el segundo destino global), la industria hotelera, de turismo y ocio podría verse afectada ante cualquier ajuste de gasto de los consumidores.

El estudio refleja que la devaluación de la libra podría ayudar a mitigar el impacto en los hoteles situados en zonas turísticas, pero que el aumento del salario mínimo impuesto en abril de 2016 podría presionar los márgenes de la industria hotelera y de ocio. El sector se mantiene a la espera de aspectos tan importantes como los cambios que se produzcan en torno a la política de inmigración.

La tendencia vista en 2016, según apunta Antonio Bosch, socio de Auditoría de EY especializado en el sector hotelero, “muestra un agotamiento de las tasas de crecimiento de los principales indicadores, como el RevPar (ingreso medio por habitación disponible), y se prevé que durante 2017 continúen los procesos de inversión y consolidación en el sector”.

2.- Evolución del análisis de datos en la industria global: Las empresas del sector utilizan estas herramientas para tomar mejores decisiones y aumentar el rendimiento del negocio. El estudio destaca que el uso de analytics tiene a menudo un impacto directo en los ingresos de las cadenas hoteleras y además mejora la experiencia del cliente.

Las herramientas de big data y analítica avanzada permiten evaluar mejor una transacción al comprender y conocer mejor al cliente y el valor de sus activos. Las herramientas de redes sociales, por su parte, sirven como diagnóstico previo a la adquisición.

3.- Récord de inversión china en los mercados de alojamiento globales: Los inversores chinos aumentaron su actividad en el extranjero en 2016 como consecuencia de los escasos resultados alcanzados en el mercado doméstico. Ésta alcanzó un récord de 9.400 millones de dólares (8.910 millones de euros) en los primeros 11 meses del año, lo que supone prácticamente duplicar los 4.900 millones (4.645 millones de euros) del mismo periodo de 2015.

Las previsiones, recogidas en el estudio apuntan a que la inversión china en el sector hotelero mundial batirá un nuevo récord en este ejercicio ante la falta de oportunidades en el mercado interno y el deseo de reconocimiento de la marca de sus activos hoteleros.

4.- Disrupción en los sectores inmobiliario y hotelero: La tecnología sigue teniendo un gran impacto en el real estate, ya que la expansión de las compras online conlleva la necesidad de más locales de distribución y almacenamiento; y el desplazamiento de la mano de obra por robots repercutirá en el modelo de dotación de personal. La oportunidad para el sector hotelero está en no resistirse a los cambios tecnológicos, sino en adaptarlos y capitalizarlos para mejorar las prácticas de negocio tradicionales y ampliar la cuota de mercado.

El estudio de EY señala que las preferencias y necesidades vinculadas al sector inmobiliario varían con los cambios demográficos. Así, por ejemplo, se aprecia cómo las empresas están trasladándose a los centros urbanos para atraer el talento, por lo que existen todavía oportunidades en el sector. En cuanto a la globalización, uno de sus efectos ha sido la rápida urbanización, lo que se traduce en una demanda de construcción masiva en las próximas décadas. Por otra parte, el cambio climático está favoreciendo oportunidades en nuevos tipos de construcción como pueden ser las smart y verdes.

5.- Ciberseguridad: El sector hotelero necesita prevenir las brechas de seguridad y en caso de producirse, detectarlas, diagnosticar correctamente las causas y mitigar el daño financiero y reputacional. El estudio señala que muchos de los ataques se producen por no trasladar a la gestión de las tecnologías de la información problemas habituales como malware, conexiones sospechosas a direcciones IP externas y las alertas de detección de intrusos. De hecho Bosch, citando fuentes de Hotel Management, ha cifrado en cuatro millones de dólares (3,8 millones de euros) el coste medio de cada incidente de seguridad en el sector.

6.- Automatización de los procesos de robótica (RPA): RPA detecta y alerta de los errores que pueden perturbar el flujo de información en una compañía, crear retrasos y añadir costes. Se prevé que cada vez más hoteles adopten esta tecnología al ofrecera las empresas la oportunidad de hacer los procesos del negocio más eficientes, fiables y rentables. “Es una tecnología de bajo coste con la que las empresas pueden recuperar su inversión en un corto plazo de tiempo”, señala el estudio.

7.- Economía colaborativa 2.0: En respuesta al auge de las plataformas colaborativas, los hoteles tradicionales están adoptando diferentes estrategias para atraer viajeros y mejorar su experiencia de viaje. Algunos apuestan por mejorar las ofertas tecnológicas móviles y las redes sociales y otros están optando por ampliar los servicios de conserjería o por destacar los beneficios de sus programas de fidelización. En definitiva, propietarios y operadores necesitan entender cuál será el impacto de esta tendencia en el rendimiento y en el valor actual y futuro de sus inversiones hoteleras.

8.- Éxito en la integración tras una fusión: 2017 será un año en el que la industria hotelera continuará consolidándose, ya que se prevé que sigan las fusiones y adquisiciones en el sector. El estudio apunta que el éxito de una transacción depende en gran medida de la capacidad de la empresa adquiriente para integrar a la compañía objetivo uniéndose en torno a una cultura y un propósito para el crecimiento futuro y mitigando los riesgos propios del proceso.

9.- Optimizar el valor de los activos hoteleros: Los inversores y propietarios están pasando de invertir en nuevas oportunidades a optimizar el rendimiento de los activos ya existentes, a medida que los costes operativos se incrementan. El ascenso de la inversión transfronteriza hace cada vez más necesario tener una estrategia proactiva de monitorización de activos para preservar y mejorar el valor patrimonial de los hoteles y así acrecentar su posición competitiva.

10.- Alojamientos hoteleros como parte de la comunidad: El concepto de hotel se ha desarrollado, ya que los clientes buscan experiencias más familiares. Los establecimientos hoteleros pretenden que los clientes identifiquen la marca con un estilo de vida de una comunidad y se recomienda que los inversores evalúen el coste de la inversión y el tiempo en recuperarla, así como los beneficios que genera en la enseña y en la comunidad.

Fuente: Hosteltur

Volver al boletín

NUEVO!!!!

Volver