Ing. Manuel Menéndez. Profesor y experto en energías renovables y temas medioambientales

Sin lugar a dudas y con mucha rapidez, las nuevas tecnologías se están introduciendo en el sector hotelero y definiendo su presente y futuro, a veces pareciendo que ello pertenece a pasajes salidos de la ficción. De ahí surgen los llamados hoteles inteligentes que tienen hoy su principal desarrollo en Europa, Estados Unidos y Asia. En los países de América Latina, como México, Brasil y otros, también se dan pasos de avances.

Puede decirse que esta introducción tecnológica en el sector hotelero viene dando una importante vista de modernismo a las instalaciones. Los hoteles inteligentes se convierten generalmente en los más sorprendentes y lujosos.

No olvidemos que los nacidos entre 1985 y 1994 –la llamada generación de Millennials–, está cada vez más preparada para que las principales gestiones y comodidades se alcancen desde un móvil u otro dispositivo, lo cual es un desafío tecnológico a las formas tradicionales conocidas en el sector hotelero.

Esta generación está menos adaptada a los procedimientos tradicionales y utilizan preferentemente los dispositivos electrónicos. Prácticamente todos en su condición de usuarios, utilizan teléfonos móviles y un muy considerable por ciento tiene adaptada su vida también al uso de laptops, tabletas y el internet.

Esta propia generación Millennials será, por amplio margen dentro de los próximos 15 años, la que aportará el mayor volumen de huéspedes en el mundo, con estos hábitos ya incorporados en el lógico interés que el sector hotelero esté de acuerdo a sus costumbres.

El uso y desarrollo de las redes sociales también va permitiendo a los potenciales usuarios investigar antes de realizar una reservación. Los criterios positivos y negativos reflejados por anteriores visitantes son un aspecto al que como regla general se le tributa la más especial importancia. Las redes sociales ponen a la luz con increíble rapidez las opiniones de los usuarios, siendo conocidos por millones de personas al momento de tomar decisiones para una reservación.

El sector hotelero no pierde tiempo en insertarse en los gustos de estos segmentos etarios y hoy ya se ven, por ejemplo, fomentando dentro de sus instalaciones juegos electrónicos de uno o de varios jugadores (multi-players) como el ahora muy de moda Pokemon Go.

En un segundo escalón están las tecnologías para las energías limpias y las que aportan eficiencia energética.

Muy a tono con esto, recientemente la Organización Mundial del Turismo (OMT) ha presentado a la industria hotelera herramientas para reducir el consumo energético bajo la iniciativa “Hoteles con consumos de energía casi nulos” (neZEH) que evalúa el nivel de consumo de los hoteles y aporta medidas tecnológicas y organizativas para mejorar la eficiencia y aumentar el uso de las fuentes de energías limpias.

Puede decirse que lo hoy existente es solo un pequeño paso de lo que se está por ver en este indetenible proceso de introducción tecnológica. ¿Cuáles son las aplicaciones tecnológicas que se pueden encontrar y otras que están por llegar en muy breve tiempo?

- Reservas a través de internet y posibilidades de navegación en el interior y exterior de la instalación.

- Reservas en hoteles inteligentes a través del sistema GPS del auto. Conversión de la llave del auto en la propia de la habitación.

- Circuitos cerrados de TV con la instalación de tecnologías inalámbricas de CCTV, dando ambientes y entornos seguros que permiten una real sensación de confianza para los huéspedes.

- Conexiones Wi-Fi, con servicio gratuito de internet en todas las áreas interiores y exteriores.

- Pago e identificaciones a través de huellas y sistemas biométricos. - Sonido direccional para ser escuchado específicamente por un cliente. - Televisores 3D y monitores camuflados en los espejos.

- Pulseras inteligentes. - Realidad virtual.

- Drones de servicio como elementos de apoyo.

- Ausencia de recepción y número de habitaciones a partir de un teléfono que dirige al cliente.

- Li-fi, sistema 100 veces más rápido que el Wi-Fi.

- Robots para tareas de limpieza, manipulación de equipajes, realización de función de botones, preparador de tragos y bebidas, consejero y facilitador de la vida de los huéspedes dentro del hotel.

Habitaciones inteligentes

Estas tienen un confort muy especial que hace la estancia como si se estuviera en un mundo de ficción. Algunos ejemplos que se pueden encontrar en una llamada habitación inteligente:

- Sensores en la habitación que ajusten la temperatura al cuerpo del cliente.

- Llamadas al personal de servicio de camareras más cercano enviando un mensaje por el móvil.

- Tabletas y otros dispositivos en las habitaciones programadas y personalizadas en el idioma del huésped para manejar la TV, subir y bajar cortinas, adaptación de luces y señalizaciones internas, solicitar servicios a la habitación, etc.

- Uso de escáner biométrico y de huellas para abrir la habitación.

- Mensaje de bienvenida y de buenas noches, despertador personalizado con volumen moderado a la hora preindicada con la música seleccionada.

- Luz nocturna dirigida para indicar el camino al baño o la puerta de salida.

Si es usted amante de la tecnología, disfrútela y sepa que cada vez más estos avances adaptarán nuestras vidas a las nuevas realidades del mundo moderno, sin importar la edad que tengamos.

Fuente: Caribbean News Digital

Volver al boletín

WTM Latin America 2018

NUEVO!!!!

Volver