La presión por cumplir metas y objetivos, la responsabilidad, una carga excesiva de trabajo o las largas jornadas contribuyen a la falta de concentración a presión por cumplir las metas y objetivos, la responsabilidad, una carga excesiva de trabajo o las largas jornadas laborales son algunas de las causas que pueden ocasionar estrés laboral.

El estrés en el trabajo tiene como consecuencias un bajo nivel de productividad y la desconcentración. Por ello, es fundamental tener la capacidad de identificar las causas que lo provocan e intentar solucionarlo.

A continuación, Adecco Argentina brinda una serie de tips para intentar combatir el estrés diario:

- Marcar metas realistas

En muchas ocasiones, el estrés proviene de querer hacer varias cosas a la vez y no lograr hacer ninguna con éxito.

Es importante aceptar el trabajo que uno es capaz de hacer y ponerse objetivos razonables. Para ello, puede ser de ayuda crear una lista de las tareas pendientes por orden de importancia.

- Tener hábitos saludables

En momentos donde el estés invade la rutina, tendemos a querer realizar las cosas más rápido.

Es importante no acudir a la comida rápida; una alimentación sana y saludable, y el ejercicio físico pueden ayudar a disminuir la tensión. 

- Relajarse y tomar un descanso

Las técnicas de relajación pueden ayudar a disminuir el estrés. Algo tan simple como centrarse durante unos minutos en respirar profundo, dar un paseo o disfrutar del tiempo de almuerzo sin pensar en el trabajo pueden marcar una diferencia significativa.

Tomar breves descansos no hará que la carga laboral desaparezca, pero seguro que después de unos minutos de "desconexión" la afrontarás de otra manera.

- Conocer qué se espera de uno

Otro método efectivo es conversar sobre qué espera tu jefe de tu trabajo, o también proponerle cambios en tus tareas, en las formas de trabajo o ideas para mejorar el ambiente laboral.

Además, pedirle a tu jefe el orden de prioridades será beneficioso para organizar mucho mejor tus tareas.

- Lograr un equilibrio

Conciliar la vida laboral y la vida personal es clave para mantener una actitud positiva y no estresarse con las tareas y carga laboral en el trabajo.

Es necesario poder identificar cuál es el momento justo para hacer el corte y continuar al día siguiente.

Fuente: iProfesional

Volver al boletín