El ritmo del fenómeno de reemplazo del trabajo humano por el automatizado supera el de la cantidad de puestos para personas que se están creando 

Por Ing. Carlos Pinto*

Algunos predicen un fenomenal crecimiento del desempleo a nivel mundial. La era de la digitalización, entendida como el reemplazo de procesos de negocios usualmente llevados a cabo por grupos de personas -en principio- "no calificadas", está en aumento.

El ritmo de este fenómeno es significativamente mayor al que vivimos en las últimas décadas y ya supera a la cantidad de nuevos puestos de trabajo que se están creando en el mismo lapso de análisis.

“La sustitución de puestos de trabajo por máquinas ha estado sucediendo continuamente desde la Revolución Industrial, pero se espera que se acelere significativamente en los próximos 10 o 20 años”, dijo al respecto el profesor Johannes Moenius, director de ISEA

El escenario es muy preocupante para todos, dado que estamos refiriéndonos nada menos que al estado de bienestar de casi toda la población. Hay pronósticos tan agoreros que nuestro intelecto intenta rechazar por inverosímiles, pero atento a la seriedad de las fuentes no podemos rechazar.

El impacto se hace más "picante" en aquellos que nos encontramos trabajando justamente en las tecnologías informáticas, que están generando importantes incrementos de productividad en los ámbitos empresariales, donde se concentra la mayor masa de trabajadores.

El fenómeno no solo ataca a los "white collar" es decir a los empleados "de cuello blanco" que se desempeñan en las oficinas, sino que con el creciente uso de maquinas productivas robotizadas, también afecta a los operarios que trabajan en las plantas industriales.

“En el MIT llegamos a trabajar con escenarios en los que valoramos un 80% de desempleo mundial. El ser humano tendrá que desempeñar profesiones muy creativas. Al final, todo lo que sea un algoritmo, puede desempeñarlo una máquina”, expresó al respecto Amador Menéndez, investigador del Massachusetts Institute of Technology y divulgador científico.

¿Qué podemos hacer? Se me ocurren dos cosas que, en el mejor de los casos, ayudarán a mitigar este fenómeno.

1 - Educación

Debemos involucrarnos en un cambio educativo que contemple la preparación de los niños y jóvenes para este nuevo escenario.

Será necesario que ellos "surfeen" permítanme el término, este proceso de sustitución de puestos de trabajo convencionales por sistemas digitales o robotizados y no sean "revolcados" por esta gigantesca y avasallante ola transformadora.

2 - Fomentar la creatividad y la innovación en la sociedad

De esta manera se pueden multiplicar las iniciativas personales que autogeneren trabajo con valor para este nuevo perfil de sociedad que queramos o no, se viene inexorablemente. En resumen, disipemos los miedos y enfrentemos la realidad.

* Ing. Carlos Pinto, Director Comercial de Planexware

Fuente: iProfesional

Volver al boletín