Aunque no se tienen datos respecto a la derrama económica por la celebración de la Feria de Jocotenango, en honor a la Virgen de la Asunción, patrona de la ciudad capital, los comercios pequeños, en su mayoría informales, obtienen beneficios con el movimiento que se lleva a cabo, del 14 al 25 de este mes, en el Hipódromo del Norte. 

“No tenemos estimaciones, porque es difícil estimar el tema de la economía informal, pero los comerciantes, de juegos mecánicos, mesas de futillos, platillos y otros tienen una buena oportunidad para hacerse de ingresos”, dijo Jorge Mario Chajón, director del Instituto Guatemalteco de Turismo (Inguat).

Según la municipalidad capitalina, durante los 12 días se espera que aproximadamente 2.5 millones de personas visiten los cerca de 250 puestos de juegos, ventas de comida y artículos coloridos que se instalarán en la feria.

Descanso no se corre

El próximo jueves, Día de la Virgen de la Asunción, es asueto para los capitalinos; no obstante, el descanso no se corre para el viernes, porque las ferias no están contempladas en la Ley que Promueve el Turismo Interno.

La normativa establece que, si el 1 de mayo (Día del Trabajo), el 30 de junio (Día del Ejército) y el 20 de octubre (Día de la Revolución) coinciden con días martes o miércoles, se dará descanso el lunes inmediato anterior; si coincide jueves, viernes, sábado o domingo, se corre al lunes inmediato siguiente, para que así los guatemaltecos puedan disfrutar de un fin de semana largo.

Chajón refirió que esta medida ha tenido éxito en el país. “Ha habido más del 20 por ciento de crecimiento (turístico), con altas ocupaciones de hoteles en todos los destinos de Guatemala”, expuso.

El director del Inguat invitó al Congreso de la República a retomar la propuesta de incluir las ferias locales, Día de la Madre, Día de la Secretaria y el Día de la Independencia, para que puedan ser descansos móviles y, así, dinamizar los viajes dentro del territorio nacional y, además, promover la economía local.

dca.gob.gt