Toda la geografía de Colombia tiene una historia sagrada y rica, en cada centímetro del territorio nacional la herencia indígena aparece para recordar que un vasto universo heredado de los dioses fue su hogar y su inspiración. 

Sangre dorada que recorre las venas 

Cuando se habla de un pasado dorado, los historiadores y expertos no se equivocan porque los pueblos precolombinos encontraron en el oro un elemento de abundancia y de tributo y agradecimiento a sus deidades, por tal razón, de Europa llegaron aventureros que en grandes grupos invadieron los territorios sagrados arrasando todo a su paso con una sed de riqueza nunca antes vista. 

La familia Calima fue una gran cultura que se asentó en las zonas cercanas al río de su mismo nombre, extendiéndose a los valles de los ríos San Juan y Dagua, la cultura Calima dio su origen a la actual población del departamento del Valle del Cauca y su herencia tiene diversas muestras como son los grandes hallazgos arqueológicos en los cuales se pone en evidencia el desarrollo de una tribu con gran talento científico, cultural y social. 

Los Calima fueron grandes agricultores y especialmente expertos orfebres que con el oro encontraron la máxima expresión de la destreza y creatividad artística y como legado dejaron imponentes piezas que se conservan como vestigio de una civilización que debe ser reconocida con el orgullo y el agradecimiento que solo tienen los buenos hijos. 

El Museo Arqueológico del oro Calima inaugurado en el año de 1991 y ubicado en el centro histórico de la ciudad de Santiago de Cali es una creación del Banco de la República cuyo principal objetivo es difundir, investigar y conservar el patrimonio arqueológico del departamento del Valle del Cauca en torno a la Cultura Calima, la más predominante de la región. 

El Museo del Oro Calima no solo es una muestra de valiosas piezas de orfebrería áurica sino de todos los aspectos de esta familia indígena, es una completa colección que explica y muestra al visitante las costumbres, organización social, jerarquías y cosmogonía de un pueblo que dejó honda huella en los genes de cada uno de los que componen la raza del Valle del Cauca. 

El Museo tiene muy clara su labor cultural y pedagógica, por ello mantiene permanentes muestras estáticas e itinerantes, exposiciones, animaciones y proyecciones de todo el universo Calima para los vallecaucanos, colombianos y ciudadanos del mundo y realiza una gran misión en la consolidación del orgullo y sentido de pertenencia vallecaucano.

En sus años de existencia, el Museo de Oro Calima ha recibido visitantes de todas las latitudes que deseosos de conocer la historia de la región han recorrido sus instalaciones con gran deleite y han prestado total atención a toda la información que no solo han depositado en su mente sino en su corazón, porque Cali y su origen son razones que enamoran. 

El Museo está ubicado en la calle 7 No. 4-69 y abre sus puertas de martes a viernes de 9 de la mañana a 5 de la tarde y los días sábados de 10 de la mañana a 5 de la tarde. 

No se pierda de la historia de Cali representada en sus orígenes indígenas, déjese contagiar de la magia del Museo del Oro Calima y sorpréndase con una raza antigua que extendió sus talentos a la actual y que con orgullo lleva la sangre de una tribu de enorme riqueza. 

Fuente: colombia.com

NUEVO!!!!

 

Volver