Aeropuertos que no se terminan nunca, gigantescos centros comerciales vacíos, estadios sobredimensionados. Esta es una lista de fracasos turísticos

Las ciudades y los gobiernos encargan grandes infraestructuras para mantener activa a su economía, muchas de ellas vinculadas con el turismo. Pero por diversas causas muchas de ellas fracasan y se convierten en grandes mastodontes de acero y hormigón que nadie sabe qué hacer con ellas.

Una recopilación de Tourism-Review permite conocer cinco proyectos faraónicos en diversas partes del mundo que se han convertido en un agujero negro de miles de millones de euros.

Entre ellos se encuentra un aeropuerto alemán que no termina de finalizar sus obras, un complejo de islas artificiales en Dubái, un centro comercial sin gente, un hotel que se construye y luego se tiene que echar abajo, y un moderno estadio de fútbol que apenas tiene espectadores.

Las islas del mundo

Dubái es famoso por Palm Jumeraih, la isla artificial sobre el Golfo Pérsico con forma de palmera con cientos de viviendas, oficinas y rascacielos.

Pero no es el único proyecto de ganar metros al mar. En el 2003 se lanzó el proyecto de El Mundo, que consiste en crear 9,34 kilómetros cuadrados de 300 islas artificiales con forma del planisferio terrestre.

La idea era que allí se levanten resorts, spas, residencias de lujo y centros comerciales, donde cada isla tenía un precio de venta de 15 a 45 millones de euros.

En el 2008 el proyecto se paralizó, y al menos un tercio de las islas quedaron sin compradores. De todas ellas, solo hay edificios en dos formaciones, de las que una (que representa a Líbano) se usa con motivos comerciales

El fantástico proyecto implicó pérdidas por 12.500 millones de euros para la promotora Nakheel Properties (que ahora construyen un rascacielos con una fascinante piscina en la ciudad). Y el mar, que sigue su curso natural, de a poco socava las estructuras de arena de El Mundo.

Aeropuerto de Berlín

El mayor aeropuerto en construcciones en Europa está en Berlín. Y es una obra que consume grandes recursos económicos sin tener una fecha concreta de apertura.

El proyecto de Berlín-Bradenburgo fue anunciado en 2006 y se suponía que abriría sus puertas en 2011. Se postergó por un año, y otro, y otro; y ahora la nueva fecha tentativa es el 2021.

Por lo pronto, la operadora FBB anunció que para finales de este año se terminará la construcción de la Terminal 1, la más importante. 

Se espera que la nueva infraestructura absorba el tráfico de los aeropuertos de Berlín-Schönefeld, el del Aeropuerto de Berlín-Tegel, actualmente el más importante de la ciudad.

Hasta ahora el proyecto lleva absorbidos 6.600 millones de euros.

Centro comercial New South China

A China le apasiona tener las mayores obras de infraestructura del mundo para demostrar su poderío económico. Y el centro comercial New South China Mall aspiraba a ser el más grande del planeta.

Ubicado en la ciudad de Dongguan, en la provincia de Cantón, no llegó a superar en dimensiones al gigantesco Dubai Mall, pero sí es el primero en superficie bruta alquilable, con casi 900.000 metros cuadrados; tanto como 125 estadios de fútbol.

Se pudo inaugurar, sí, pero es un fracaso comercial, porque el 99% de sus 2.350 locales están vacíos. Solo fueron vendidos los espacios ubicados a pie de calle, comprados por franquicias de comida rápida occidentales.

Se pretendía de que el centro comercial tenga una estética de ciudades del mundo, con una réplica de 25 metros del Arco de Triunfo de París y un canal de 2,1 kilómetros con góndolas venecianas.

Con pésimas comunicaciones viales, el proyecto languidece con una factura a pagar de 1.100 millones de euros.

Estadio Nacional de Brasilia

El antiguo estadio Mané Garrincha de Brasilia fue adaptado para el Mundial de Fútbol 2014 que organizó Brasil, donde se amplió su capacidad a 72.800 espectadores.

Se pensaba que las obras iban a costar 267 millones de euros pero al final el gobierno tuvo que pagar más de 800 millones de euros, y convertirse en uno de estadios más caros de la historia.

Pero pasó el Mundial, luego los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro 2016 (donde se realizaron 10 partidos) y el estadio quedó sobredimensionado para los juegos de los clubes del Distrito Federal como Gama, Brasiliense y Brasília.

A lo sumo tiene un mayor éxito cuando recibe a artistas de rock y pop como Shakira, Beyoncé, Aerosmith o Lenny Kravitz.

Pero el gasto mensual de 180.000 euros es un dolor de cabeza para la administración local.

Hotel Harmon

En Las Vegas cada grupo hotelero y constructor compite por ver quién levanta el edificio más grande de la ciudad.

Uno de los fracasos más sonoros fue del Hotel Harmon, un proyecto de 250 millones de euros que empezó a construirse en 2007 bajo un diseño de Norman Foster.

La idea era edificar una torre de forma elíptica, con una fachada acristalada que tenga 400 habitaciones de hotel y 207 condominios.

Al año aparecieron una serie de fallos en la construcción (los inspectores contaron hasta 7.000 problemas), y la promotora decidió quitar a las viviendas del proyecto y reducir los 49 pisos iniciales a 28.

En el 2011 se alertó del riesgo de colapso y los trabajos interiores se paralizaron. Al final, en el 2015 se desmontó pieza por pieza y la estructura en pie se terminó demoliendo. La idea tuvo un impacto económico de 365 millones de euros.

cerodosbe.com

NUEVO!!!!

 

Volver