Bienvenido al siglo XXI, donde la respuesta a pedir toallas adicionales en el hotel viene de la mano de un robot púrpura de 4 pies de alto. 

Miami YotelPad —un edificio que aún no se ha terminado de 30 pisos en el downtown de Miami— usará tres mayordomos robotizados para servir a los huéspedes. Estos robots no se parecen a un ser humano, pero están programados para ejecutar labores normalmente asignadas a sus contrapartes de carne y hueso: entregar alimentos del servicio de habitaciones, tocar música e incluso conversar.

YotelPad Miami ha presentado su concierge robotizado, que recorrerá la instalación para dar direcciones, servir alimentos y bebidas, usará el ascensor y hará las veces de botones. El robot puede saludar de varias maneras y tiene numerosas respuestas verbales, así como una pantalla táctil con varias expresiones faciales.

La compañía Techmetics, de Singapur, construirá los robots. La empresa informa que también “emplea” robots en casinos y hospitales en más de 100 instalaciones.

Dos de los robots servirán a los residentes del complejo y uno a los huéspedes del hotel. Los robots operan de manera automatizada y usan mapas digitales para ir de una habitación a la otra a una velocidad de unas 3 millas por hora. Incluso pueden llamar el elevador. Más allá de sus responsabilidades de entrega, también pueden hacer las veces de guías y llevar a los huéspedes a su destino. Hasta el momento no tienen nombre, pero YotelPad pronto realizará un concurso en las redes sociales para escogerlo.

“Vemos estos robots como nuestras otras tecnologías: un avance que no llega demasiado lejos”, dijo David Arditi, urbanizador del hotel y presidente del Aria Development Group. Los otros proyectos de la compañía en el sur de la Florida incluyen el edificio de apartamentos de lujo en 321 Ocean, en South Beach, y el edificio Vista 12, en La Pequeña Habana. El robot tiene varios tipos de saludos y respuestas verbales, y una pantalla con numerosas expresiones faciales.

El dispositivo estuvo en exhibición en la galería de ventas del YotelPad Miami, en el downtown, el 27 de agosto del 2018.

Y los trabajadores no deben temer: los robots no les van a quitar el empleo, dice Arditi.

Otras prestaciones tecnológicas en Yotel incluyen centros de entrega de paquetes, pantallas que muestran con toda precisión el horario de servicio del Metromover y servicios de transporte privado, así como puntos automáticos de inscripción de huéspedes.

Una empresa conjunta entre Aria Development Group y la firma inmobiliaria kuwaití AQARAT, el hotel miamense de microhabitaciones tendrá 231 condos y 222 habitaciones de hotel de un área entre 425 y 700 pies cuadrados. Las obras del proyecto, en 227 NE Second St., deben concluir a finales del 2020.

Las residencias en YotelPad comienzan en $300,000, con opciones de estudio y dos habitaciones. Los propietarios podrán alquilar los apartamentos a corto plazo, a través de plataformas como Airbnb o a través del programa propio de Yotel. Las ventas de los condominios comenzó en mayo y el interés ha sido grande, dijo Peggy Olin Fucci, presidenta y fundadora de OneWorld Properties, el corredor del proyecto. Los servicios incluyen gimnasio, bar, boutique para mascotas y espacio privado en la azotea exclusivo para los residentes.

Miami no es la primera ciudad en tener un Yotel con robots. Yotel Boston es donde está el primer mayordomo robot, llamado YO2D2, y la cadena tiene robots también en sus locales en Nueva York y Singapur.

El Hotel Starwood Aloft en Cupertino, California, fue el primero en emplear robots en labores de entrega de correo, con dos artefactos en el 2014, dijo Meghan Wood, editora en Oyster.com. Y fueron todo un éxito: en los primeros tres meses, los dos robots entregaron 610 piezas a los huéspedes. Desde entonces, otros hoteles han implementado el uso de dispositivos autómatas. EMC2, un hotel boutique de Chicago, tiene dos. Y el Hotel Henn-na en Japón es el primero en usar robots para todas sus necesidades de personal y planea ampliarse a 100 localidades en cinco años.

Savioke, la compañía tecnológica de Santa Clara, California, que construyó los robots de Starwood, tiene artefactos en más de 70 hoteles en todo el mundo.

Wood dice que los mayordomos robot probablemente han llegado para quedarse, y señala un encuesta del 2014 de la firma Software Advice que identificó que 51 por ciento de los que respondieron a una encuesta preferían que un robot les entregara cosas en su habitación en vez de una persona.

“Los huéspedes en las Residences in LAX hacían pedidos a Starbucks desde sus habitaciones solamente para tomarse una foto con el mayordomo robot”, dijo Wood.

Pero la experiencia con los robos en Miami no ha sido muy buena que digamos. El estacionamiento robotizado en Brickell fue un desastre, lo que obligó a sus operadores a retirarse. En la conferencia tecnológica eMerge Americas en Miami, la oradora principal, Sophia the Robot, nunca se presentó.

Xavier González, entonces presidente ejecutivo de eMERGE, culpó de la situación al “efecto South Beach”.

Pero Fucci se muestra firme: “A la gente le encantan los robots en otros hoteles. Su éxito en otros lugares es una gran razón por la que los tenemos aquí”.

Fuente: elnuevoherald.com

Volver al boletín

WTM Latin America 2019

NUEVO!!!!

 

Volver