La presencia de portugueses en Venezuela data del siglo XV, llegaron como marineros de barcos españoles y se asentaron por estos lares. En 1502, en la expedición de Alonso de Ojeda, había un piloto y varios marineros portugueses. Felipe II de España permitió que los portugueses ocuparan cargos en la administración pública; dos lusitanos fueron gobernadores de Mérida y Cumaná. Guanare fue fundada por el portugués Joao Fernandes Leao Pacheco en 1591 y nombró dos alcaldes portugueses.

Rainer Sousa, historiador y escritor de la Embajada de Portugal en Venezuela, trató el tema de la influencia de Portugal en la cultura venezolana durante una actividad programa al efecto por los estudiantes de la Licenciatura de Turismo de la Universidad Latinoamericana y del Caribe ULAC, Universidad Politécnica Territorial de Mérida Kleber Ramírez, y la Fundación Cultura Sin Fronteras.

Los portugueses fueron motivados a emprender una nueva vida, por la necesidad de poblar nuevas tierras e instigada por los reyes; por el deseo de aventurarse en las colonias ibéricas, para hacer fortuna; y para alejarse de las persecuciones de la Inquisición. En 1496, el Rey D. Manuel I de Portugal ordenó expulsar de Portugal a judíos no convertidos al Cristianismo; gran número de estos se refugiaron en Holanda y emigraron a las Antillas Holandesas; muchos siguieron a Coro, donde implantaron un gran legado cultural, histórico y social, presencia que se palpaba en Valencia, Trujillo, El Tocuyo, Barquisimeto, Maracaibo, y Caracas, ciudad que albergó a la mayoría, según el primer censo de extranjeros realizado en 1607. Después, en los años 20 del Siglo XX, hubo una significativa emigración hacia Curazao, atraídos por oportunidades de trabajo en refinerías de petróleo; de allí, muchos se trasladaron a Venezuela. Entre 1939 y 1945, luego de la Segunda Guerra Mundial, los gobiernos venezolanos tenían una política a favor de los inmigrantes. Numerosos inmigrantes lusitanos se dedicaron a la agricultura, al comercio y la distribución de productos, abrieron restaurantes, expendios de alimentos y bebidas. El número de madeirenses llegados a Venezuela era mayor que el de los continentales, principalmente de Aveiro y Coimbra; constituían el 70% de los lusitanos; en 1950 habitaban 10.954 portugueses que representaban un 8,49% de la población extranjera. Entre 1955 y 1974 llegaron 75.211 registrados, de los cuales 58,5% eran de Isla de Madeira.

La actividad estudiantil denominada “Venezuela y Portugal Lazos de Hermandad” incluyó las ponencias de la profesora Anabel Lozano, en el tema Patrimonio Cultural. Los emprendedores Angelo Lueiro, Jose Luis Perez y Carlos Vargas; así como charlas sobre el proceso inmigratorio a Portugal; la gastronomía venezolana y portuguesa; y Creencias Religiosas, tradición de la fe mariana: Virgen de Fátima y Virgen de Coromoto, expresiones de un mismo llamado de pasión y conocimiento, presentado por el Vicario Parroquial Miguel Pérez. El evento concluyó con degustación gastronómica y música lusitana.

Volver al boletín

Certifíquese como Experto en Norwegian Cruise Line

NUEVO!!!!

 

Volver