Por Diego Ojeda @Diegoojeda95

Gracias a las ventajas que ofrecen las más recientes tendencias tecnológicas, los usuarios podrán disfrutar de estos cambios en tan solo unos meses.

Al pensar en un aeropuerto, la imagen que una persona se imagina no se puede limitar a la de un avión que sale disparado de una pista, no, eso es tan solo una parte de la realidad.

En verdad un aeropuerto es más que lo anterior, es una gigantesca superficie de negocios que acoge dentro de sí a restaurantes, tiendas de artesanías, salones de belleza, librerías y cafeterías, entre un sin número de ofertas comerciales que, así como las aerolíneas, están pensadas en satisfacer las necesidades de los usuarios.

Pero el titular del presente artículo no piensa vender la frecuente idea de que el futuro se traduce en artefactos que levitan llevando el equipaje de un pasajero evitándole hacer el menor esfuerzo, o de robots haciendo las veces de auxiliares de vuelo, o de aviones sin la necesidad de un piloto. Este ‘futuro’ que se avecina en los aeropuertos tiene que ver con enlazar clientes, cosas y empresas, por medio de la tecnología.

Es de esta manera que, por ejemplo, una aerolínea podrá evitar el retraso en un vuelo gracias a que una de las máquinas que se encarga del suministro de gasolina reportó con anticipación, utilizando internet de las cosas, una falla en su sistema. El aviso que lanzó el objeto a los operadores permitió atender de manera oportuna el inconveniente, solucionando el problema y evitando un malestar en sus pasajeros que, muy seguramente, habrían tenido que esperar hasta que la falla fuera reparada.

El anterior es solo uno de los muchos ejemplos de cómo la tecnología puede conectar empresas, cosas y personas para lograr un bien común, meta que se ha propuesto SAP, una de las grandes empresas de soluciones tecnológicas.

Otra tendencia como el machine learning también jugarán un papel importante en los aeropuertos del futuro. El uso de esta, por ejemplo, permitirá identificar las horas pico que tienen los puntos de migración y así sugerir cuántos operadores se hacen necesarios para aliviar la congestión y así, nuevamente, garantizar la satisfacción de los viajeros.

Pero si se aterrizan estas tendencias tecnológicas al ámbito de los negocios que habitan en un aeropuerto, los comerciantes también se ven beneficiados. Por ejemplo, por medio del analytics, pueden saber en tiempo real qué tipo de viajeros están llegando a sus puntos comerciales y así enviar ofertas basadas en las preferencias de estos potenciales compradores.

“Si yo soy el dueño de una tienda y me llega una información que dice que en este momento están llegando tres vuelos de China y además que esta gente tiene un hábito de consumo de productos de lujo, y yo vendo esos productos, entonces con ese dato puedo enviar un mensaje en chino para invitarlos a comprar en mi tienda. La experiencia es más personalizada para el cliente y más efectiva para el comerciante”, explicó a este medio Carlos Cruz, analista de negocios de SAP.

Lo anterior es tan solo un abrebocas de los cambios que tecnologías como el internet de las cosas, el analytics, el machine learning y el big data, entre otras, pueden traer no solo a los aeropuertos sino a cualquier otro negocio que piense en cómo puede usarlas para revolucionar su operación.

Una pregunta que muchos suelen hacerse al momento de anticipar este tipo de cosas es: ¿cuándo se comenzarán a ver todos estos cambios? la respuesta que dio Cruz es que se espera que esto comience a suceder en los próximos meses, ya que en la actualidad la dinámica de la innovación demanda que las acciones se empleen de manera oportuna, antes de que el competidor gane ventaja.

Fuente: El Espectador

Volver al boletín

NUEVO!!!!

 

Volver