Los desastres naturales como los huracanes que asolaron en las últimas semanas el Caribe y el terremoto en México, recalcan la importancia capital de construir resiliencia en el sector del turismo, la actividad que da vida a muchas de las zonas que fueron devastadas por esos fenómenos.

En ello coincidieron expertos de varios países reunidos esta semana en Panamá en el III Congreso Regional de Hostelería y Turismo, donde se analizaron temas como la revalorización de los patrimonios históricos y culturales, gastronomía y desarrollo económico inclusivo sostenible, entre otros.

Y la sostenibilidad se ha vuelto central: un informe de la Organización Mundial del Turismo (OMT) declaró que ese tema es uno de los principales desafíos a enfrenta el sector turístico, junto con el de la seguridad personal.

Algunas de las catástrofes naturales que han ocurrido en las últimas semana "se han vuelto más complicadas a raíz del cambio climático", declaró a Acan-Efe la delegada de Biosphere Responsible Tourism para Estados Unidos, Liza Agudelo.

Biosphere Responible Tourism se define en su página web como "la marca que reconoce a las certificaciones que cumplen con los requisitos del Sistema de Turismo Responsable que otorga el Instituto de Turismos Responsable (ITR), entidad nacida como resultado de la Conferencia Mundial de Turismo Sostenible (1995) patrocinada por la UNESCO, el PNUMA, la OMT y la Comisión Europea.

La mano del hombre ha causado "daños a ciertos ecosistemas costeros, que han sido destruido en los países del Caribe con la promesa de crear desarrollo económico con la construcción de hoteles y restaurantes", explicó la bióloga, y recordó que los manglares constituyen una barrera natural para aguantar el paso de huracanes.

Por ello, "si una isla o destino turístico busca proteger su ecosistema para usarlo como barrera ante embates de catástrofes naturales, debe incluir en sus planes de desarrollo turístico a los sectores medioambientales, a los constructores y a la comunidad", aseveró la delegada de Biosphere Responible Tourism.

En ese sentido, explicó que el cuidado del ambiente y del destino turístico debe ser una responsabilidad multisectorial e involucrar no solo a las autoridades sino a los habitantes del lugar.

"Un destino que no controle su turismo, va a perder su gallina de los huevos oro, porque a la final se va a destruir un recurso del cual se obtienen beneficios", insistió.

El experto español en mercadotecnia turística y director de Innovación Riviera Maya Sostenible, David Vicent, declaró a Acan-Efe que otro factor que se debe tomar en cuenta para asegurar el crecimiento de un destino es la seguridad. Y recordó el ejemplo de Acapulco, en México, que enfrentó problemas de inseguridad pero que ahora tiene un gran demanda entre los turistas, aseguró.

"El turismo debe ser totalmente resiliente, sobre todo cuando la marca es atractiva para el consumidor", explicó Vicent en referencia a la seguridad y otros factores determinantes para el sector, como el uso de la tecnología y estrategias claras de promoción.

Fuente: Hosteltur

Volver al boletín

WTM Latin America 2018

NUEVO!!!!

Volver