El teleférico de Kuélap fue inaugurado este año y se manejan proyectos similares para otros destinos de turismo arqueológico.

Proyecto incluye multiplicar por ocho el área de visita alrededor de la ciudadela inca

Al igual que la fortaleza de Kuélap, en la región Amazonas, la ciudadela inca de Machu Picchu podría contar con un moderno teleférico para el transporte de los turistas y como alternativa al servicio de buses, de concretarse el proyecto que vienen analizando los ministerios de Turismo, Cultura y Ambiente, informó el gobierno peruano en los últimos días

La iniciativa de abrir una nueva forma de acceso a Machu Picchu mediante un teleférico fue recibida positivamente por la Cámara Nacional de Turismo (Canatur) de Perú. Fredy Gamarra, presidente de la corporación empresarial, explicó que además de mejorar el acceso se busca incrementar el número de turistas, pero que no solo visiten la cumbre de la montaña donde se encuentra enclavada la ciudadela inca, sino todo el entorno que comprende el santuario histórico y natural de Machu Picchu.

El proyecto que el gobierno maneja es el de aumentar el área (de visita) como ocho veces. “También se abrirán mayores posibilidades de acceso, con ingresos y salidas por diferentes sitios”, comentó Gamarra.

“Actualmente hay dos accesos: el clásico que es con el bus desde Aguas Calientes, desde donde también se puede ir caminando, y el otro es a través del Camino Inca; pero la idea es que por lo menos se implementen cuatro accesos”, señaló el presidente de Canatur.

Según lo anunciado la semana pasada por el ministro de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur), Eduardo Ferreyros, el objetivo principal es generar distintos accesos que permitan tener una visita mucho más completa.

Proyecto a 50 años

El ministro Ferreyrós señaló que “es un trabajo que tenemos que conversar con todos los actores porque al final lo que queremos es mantener vivo a Machu Picchu por los próximos 50 años más, y luego ver qué se hace pero para eso tenemos que ampliar las vías de acceso y ampliar la zona de visita de Machu Picchu”.

El objetivo es que los visitantes no se concentren en un espacio pequeño sino que estén esparcidos en un área que va a ser aproximadamente ocho veces más grande de lo que es en la actualidad.

El proyecto incluye multiplicar por ocho el área de visita a Machu Picchu.

“Estamos trabajando en eso, ya estamos trabajando para hacer un teleférico, queremos hacer otro ingreso por Santa Teresa, pero eso es algo que estamos planeando; hacer una caminata bonita ya dentro del área de visita y luego con un elevador subir hasta las ruinas”, mencionó.

Fredy Gamarra mencionó también el interés del gobierno para llevar adelante otros dos proyectos de este tipo, como los teleféricos hacia el complejo arqueológico de Choquequirao (Cusco) y el del Cerro San Cristóbal (Lima), los cuales se sumarían a las telecabinas de Kuélap que ya están en operación.

La obra en Kuélap insumió una inversión de US$ 21 millones y dos años y medio de trabajo para reducir sustancialmente los tiempos de acceso al sitio arqueológico.

“Estas obras, más la ampliación del aeropuerto Jorge Chávez de Lima y la construcción del aeropuerto de Chinchero (Cusco), ayudarán a tener más infraestructura turística al 2021”, afirmó el titular de Canatur, en declaraciones a Panamericana Televisión.

Fuente: Hosteltur

Volver al boletín

NUEVO!!!!

Volver