Un informe del IERAL marca las diferencias de cargas laborales y presión impositiva entre la Argentina y los países vecinos como Chile.

Las principales causas que alientan a los argentinos a practicar el turismo de compras en países vecinos, principalmente en Chile, radican en las cargas laborales, la presión impositiva y el encarecimiento de los costos de logística en nuestro territorio, más allá del tipo de cambio, según un informe del IERAL.

El IERAL, dependiente de la Fundación Mediterránea, explicó algunos de los motivos por los cuales cada vez más turistas argentinos viajan a diversas ciudades de los países vecinos, especialmente Brasil, Chile y Paraguay, para realizar "turismo de compras". De hecho, una muestra de la magnitud del fenómeno se da en Misiones, ya que en 2016, se registraron alrededor de 11 millones de cruces en el puente entre Posadas y la ciudad paraguaya de Encarnación, mientras que una cifra levemente inferior se detectó en el cruce del río Iguazú, cerca de la Triple Frontera.

Para el organismo, "la dinámica económica de la frontera es un buen indicador adelantado de la competitividad de toda la economía argentina", y añadió que "el consumo y la actividad económica en las fronteras están condicionados también por la dinámica económica, por los tipos de cambio existentes y los costos internos de cada país, entre ellos la presión tributaria, el costo de transporte/logístico y el costo salarial".

Respecto a este último punto, el informe advierte que "el problema no pasa por el salario promedio percibido por los trabajadores en los países vecinos sino principalmente porque las cargas laborales que deben enfrentar los empresarios en nuestro país son 60% superiores al promedio vigente en Latinoamérica".

En este sentido, se manifestó que "la única línea de acción disponible que no generaría pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores argentinos es la disminución de las cargas laborales".

En el caso de la presión fiscal, el IERAL hizo una comparación de algunas alícuotas. El IVA, por ejemplo, tiene una alícuota del 21% en la Argentina, frente al 10% de Paraguay y el máximo del 19% en Brasil. Ganancias, por otro lado, marca un 35% en nuestro país, cuando en Paraguay llega al 10% y en Brasil oscila entre el 15% y 25%.

A su vez, señaló el informe, la situación podría agravarse para las economías de aquellas ciudades argentinas lindantes con Brasil, ya que ese país está analizando varios proyectos que podrían rebajar o eliminar ciertas tasas impositivas en sus fronteras.

En cuanto a Chile, "algunos productos (electrónicos por ejemplo) son incluso más baratos que en el país con menor carga tributaria de la región (Paraguay). En este caso claramente la explicación pasa por un sistema logístico mucho más eficiente, lo cual se traduce en reducción de costos y precios".

De todos modos, el IERAL valoró como medidas positivas la rebaja al Impuesto a los Combustibles para las ciudades de Posadas (Misiones) y Clorinda (Formosa) y la posibilidad de aplicar herramientas fiscales diferenciales y temporales así como incentivos a las inversiones tendientes a compensar a Pymes en las zonas de frontera por asimetrías.

Fuente: mdzol.com

NUEVO!!!!

 

Volver