Un nuevo motivo para visitar la imponente solemnidad del Moisés de Miguel Angel en el centro de Roma. 

Tanto el Moisés, como la Virgen con el Niño, renacen gracias a una nueva instalación de luces en el conjunto escultórico de la Tumba de Julio II, firmado por Miguel Angel.

El conjunto se encuentra en la basílica romana de San Pietro in Vincoli y es objeto de un importante proyecto de iluminación, gracias al trabajo del maestro artesano Mario Nanni, que logra recrear las condiciones de luz en que se basó Miguel Angel en el siglo XVI para la creación de la tumba.

Por otra parte -consignó ANSA- el artista utilizó la luz del sol como elemento estructural de las estatuas, para darle vida y emoción al mármol. Donde daba la luz directa, procedente de una ventana hoy cerrada, usó la técnica de lustre que vuelve a las superficies reflectantes; y para las partes en sombra usó pómez que las volvía opacas.

Hoy la iluminación volvió a ser la de antaño, mediante la utilización de sofisticadas técnicas informáticas y lámparas de led que simulan el paso de la luz durante las horas del día.

A esto se sumó el trabajo del restaurador Antonio Forcellino, que recuperó los colores del mármol de Carrara elegido por Miguel Angel, aunque dejando la pátina del tiempo.

Fuente: sunnytn.com

NUEVO!!!!

 

Volver