JUAN PEDRO CHUET-MISSÉ

En Miami Royal Caribbean cuenta con la mayor terminal del mundo. Ahora invertirá 265 millones de euros en unas espléndidas oficinas en el puerto

Royal Caribbean pretende ser la reina de Miami. Hace pocos meses inauguró en esta ciudad la terminal más grande del mundo, y muy cerca construirá su nueva sede, un moderno edificio en el que invertirá mas de 265 millones de euros.

El objetivo de Royal Caribbean es fortalecer su presencia en esta ciudad de Florida, el mayor puerto de cruceros del mundo, donde duplicará su personal.

Un diseño inspirado en un crucero

El Comité de Turismo y Puertos de Miami-Dade dio luz verde al proyecto de la naviera, que consiste en un moderno edificio de 10 plantas que totaliza 32.500 metros cuadrados.

El estudio de arquitectos Hok, de Nueva York, presentó la propuesta de un edificio de formas curvas, con ventanas que van desde el piso hasta el techo y balcones de amplias dimensiones, un diseño que recuerda a las características de un barco de crucero.

El personal se podrá duplicar

Royal Caribbean cuenta con tres edificios corporativos en el puerto de Miami. Dos de ellos serán absorbidos por la nueva estructura y un tercero será demolido. Con la futura sede la naviera podrá ampliar su plantilla de 2.200 a 4.200 empleados. El diseño de la nueva sede está inspirado en un barco de cruceros.

El edificio tendrá amplios jardines, un centro de salud, un gimnasio, un campo de fútbol, una cancha de baloncesto y en el techo se dibujará la corona de Royal Caribbean, para que pueda ser vista por los aviones que cruzan camino al aeropuerto de Miami.

Toda la inversión correrá por cuenta de la compañía, que también destinará 274 millones de euros al Puerto de Miami por el arrendamiento por 40 años de las tierras donde se levantará la nueva sede.

El proyecto estipula que el diseño debe estar finalizado en octubre de 2020 y que los trabajos de renovación concluirán en el otoño de 2021.

Junto a la nueva terminal

El edificio estará contiguo con la nueva terminal que Royal Caribbean abrió en este puerto, que el año pasado gestionó el paso de 5,6 millones de pasajeros.

Esta terminal, en la que la naviera invirtió 217 millones de euros, está diseñada para recibir a 750.000 viajeros al año, el triple que las actuales.

La construcción de la nueva sede, así como la apertura de la nueva terminal, se entienden como una devolución de favores de la naviera de origen noruego por Miami, ciudad que adoptó como sede.

Allí llegó hace 50 años, y desde entonces comenzó a crecer hasta convertirse en la segunda mayor compañía de cruceros del mundo.

Fuente: Cerodosbe

Volver al boletín