Lleva varios años paseandose por internet como el que será el barco de crucero (o ciudad flotante) más grande jamás construido por el hombre. Estamos hablando del proyecto que quiere realizar Freedom Cruise Line International si consigue la financiación. Y esto, no parece a priori fácil, ya que se necesitan 10.000 millones de euros para poder construirlo.

En las últimas semanas la naviera ha vuelto a desempolvar el proyecto presentando el diseño de su versión número 3 y que es la evolución de la originalmente revelada en 2001. Si bien la idea del proyecto se dio a conocer hace varios años, la compañía espera comenzar las operaciones preparatorias a la construcción dentro de un año.

La diferencia de este mega barco de crucero comparado con los que en la actualidad surcan nuestras aguas es que realmente no realizaría itinerarios de cruceros. Simplemente iría de un lugar a otro por mar y permanecería largos periodos de tiempo en escalas alrededor del mundo. Tardaría 3 años en completar la vuelta completa.

Según Freedom Cruise Line su barco Freedom Ship tendría la siguiente finalidad según indica en su propio web: “El objetivo principal del proyecto es crear una comunidad que ofrezca oportunidades únicas de estilo de vida. Freedom Ship sería la primera comunidad móvil del mundo. Proporcionaría una ciudad internacional, cosmopolita, de espectro completo, residencial, comercial y turística que circunnavegaría el mundo una vez cada tres años.”

“Ofrecería una amplia gama de novedosas oportunidades para propietarios de negocios, viajes y la vida diaria. El barco es tan grande por necesidad, simplemente porque es el tamaño mínimo requerido para que la comunidad sea económicamente autosuficiente y un lugar atractivo para vivir”.

El barco tendría 1.371,6 m de largo, 228 metros de ancho y 106,68 m de altura. Serías tres veces y media más largo que el Freedom of the Seas de Royal Caribbean. La superestructura de más de 20 pisos contendría viviendas para 60.000 personas, un hospital, escuelas, hoteles, casinos, tiendas libres de impuestos, y una gran zona comercial y de oficinas.

El distrito comercial a bordo del Freedom Ship podría albergar una población de 100.000 personas cuando está en puerto incluyendo residentes, empleados a tiempo completo, visitantes y huéspedes que pernoctan en el hotel y casino.

La cubierta superior albergaría una pista de aterrizaje para aviones pequeños de 38 a 40 pasajeros.

El propio diseño y coste hacen practicamente irrealizable la construcción de esta mega estructura naval, pero quizás es el germen para ver en los actuales barcos de cruceros algo más que hoteles flotantes para nuestros tiempos de ocio y vacaciones. Quizás estamos contemplando el origen de vivir a bordo de ellos de una forma continuada como ya proponen un par de navieras en las que es posible comprar la cabina.

Hay muchos asuntos sin aclarar (ley aplicada a bordo, impuestos, seguridad…) pero como todo lo que en su día fue creado rompiendo los moldes y llamado utópico, es posible que el tiempo confirme lo avanzado que fue para su tiempo. ¿Tu que piensas? Deja tus comentarios en el CLUB DE CRUCERISTAS

Fuente: cruceroadicto.com