Con un récord de órdenes de construcción y la aceleración en el segmento de las remodelaciones, el sector crucerista se consolida como uno de los clientes más fuertes de los grandes astilleros, como resultado del optimismo que impera en el sector.

En el 2018 se registra un 50% más de órdenes de construcción de cruceros que en el 2017.

La industria de los cruceros incorporará un total de 113 nuevos barcos entre el 1º de enero de este año y la próxima década.

Ésa es la suma de todas las órdenes de construcción que tienen en marcha ó pendientes los astilleros, lo cual marca un récord histórico absoluto.

Y si se suman las capacidades de todos estos encargos, las plazas a sumar serán 268.854, lo cual marcaría un promedio de 2.379 huéspedes por cada uno de los nuevos buques.

Por supuesto, no todas las navieras ordenaron sus nuevas embarcaciones al unísono. Sin embargo, sólo en 2017 éstas sumaron 75 unidades, y en la primera mitad del año ya son más del 50% con respecto al período anterior.

Los astilleros facturarán esos 113 buques por un total de 58.600 millones de euros.

La lista es larga de las últimas inversiones en mega barcos, con valores superiores a los mil millones de euros cada uno.

Los recientes viajes inaugurales lo realizaron Royal Caribbean con el Symphony of the Seas, y Norwegian Cruise Line con el innovador Norwegian BLISS el pasado Abril con la incorporación de la afamada Racing track.

Los próximos encargos serán para el otoño boreal del 2019 con el barco NORWEGIAN ENCORE, dos barcos para el Dream Cruise, otros tres para Royal Caribbean, dos buques para una nueva generación de Princess y siete nuevos barcos para MSC Cruises

A estos se han sumado líneas ‘boutique’ navieras de lujo como la francesa Ponant ó la monegasca Silversea, y que no suelen exceder los 300 pasajeros.

Pero el segmento que más crece es el de los cruceros de expedición, como los que incorporarán Seabourn y Lindblad para navegar por las más altas latitudes, incluso los mismos círculos polares y los más remotos lugares del planeta.

Esto obedece a importantes datos que ofrece la realidad, y según CLIA Europa refleja que la demanda de viajes en cruceros creció un 68% durante la última década.

También la Clia Europa indicó que en algunas otras regiones del mundo la industria de cruceros ha venido experimentando un verdadero boom, como por ejemplo en Asia, en el cual el crecimiento acumulado es del 140% desde el año 2014.

Igualmente, se superaron todas las expectativas para el 2017, ya que se alcanzaron los 26,7 millones de cruceristas marítimos en todo el mundo, cuando la previsión había sido de 25,8 millones.

Esto implicó un impacto económico total de € 110.000 millones. El optimismo va aumentando en vista de que la Cruise Lines International Association (CLIA) ha pronosticado que en 2018 se totalizarán 27,2 millones de cruceristas, si se cumple el calendario de entrada en servicio de los nuevos cruceros y la actividad planificada.

Los datos de CLIA Europa explican la evolución de la demanda de cruceros en los últimos años y en las distintas regiones del planeta. La única cifra negativa aparece en el renglón correspondiente a ‘Otros Mercados’, que incluye a México, América Central, Sudamérica, África y Medio Oriente, entre otras plazas.

Paralelamente los astilleros también trabajan cada vez más en los reacondicionamientos y remodelaciones en aquellos buques que cambian de propietarios.

El recambio de embarcaciones que llevan varias temporadas en servicio también es una poderosa fuente de trabajo para los astilleros, ya que las navieras líderes amortizan sus unidades en 25 años, tras los cuales suelen reemplazarlos por unidades nuevas, esto aunado a las exigencias que los obligan a reducir las emisiones contaminantes y reducir los costos operativos.

El factor humano es importante, ya que en la década por venir también se generarán 100.000 nuevos puestos de trabajo y 700.000 nuevos empleados reemplazarán a los que se alejen de las navieras por renuncias, despidos ó jubilaciones.

Un total de 250.000 personas integran actualmente la fuerza laboral total de la industria de los cruceros a nivel global.

La mayor parte proviene de Filipinas, la región del Caribe o la India. Aunque según CLIA, crecen también los reclutamientos en Tailandia, Vietnam, China y Myanmar, debido a la necesidad de abastecer a los cruceros en la región Asia-Pacífico.

En cambio, los oficiales de marina suelen ser egresados de academias náuticas de Gran Bretaña, Italia, los Países Bajos, Croacia, Alemania, Noruega o Suecia.

Fuentes: CLIA Europa / CeroDosBe / Hosteltur / Norwegian Cruise Line / Empresarial

Por: Maria Elena Franceschi- Representante de Norwegian Cruise Line para Venezuela

www.top-cruises.com

Volver al boletín

NUEVO!!!!

 

Volver