Se implementó un nuevo precio de referencia para el combustible Jet A-1 que se suele utilizar por la aviación comercial.

La decisión de rebajar el combustible Jet A-1 fue por la “necesidad de establecer un criterio unificado en la fijación del precio del combustible”, explicó un comunicado del Ministerio de Trabajo y Obras Públicas (MTOP). A su vez, informó que la medida va a ser para empresas nacionales y extranjeras.

El combustible representa aproximadamente el 25% de los costos de las compañías aéreas y es uno de los factores que incidió en la suspensión de frecuencias de las aerolíneas en el Aeropuerto de Carrasco. En lo que va del 2019 cuatro aerolíneas (Avianca, Amaszonas, Air France y Sky) anunciaron la detención de servicios en Uruguay.

El cambio tiene dos objetivos: que el costo del combustible no aleje a las empresas y que el país se ponga “en línea de competencia con los aeropuertos de la región”. Asimismo, la reforma favorecerá a las empresas nacionales ya que estaban en una situación de desventaja en comparación con las extranjeras.

“El precio del combustible Jet A-1 para las empresas de bandera nacional se fijará tomando como referencia a los precios del mercado internacional, igualando el precio que pagan las empresas de bandera extranjera”, informó.

El costo del combustible el más alto con respecto a la región, según un estudio comparativo que realizó el MTOP. “Por este motivo, se trabajó para alcanzar una fórmula de equilibrio que permita al país quedar en una situación similar a la de otros países”.

Con esta medida buscan que las empresas que realizan recorridos cortos puedan cargar combustible en el país. “La rebaja es parte de las medidas impulsadas para mejorar el desarrollo y la competitividad de la aviación civil en Uruguay”, agrega el comunicado.

El MTOP junto al MIEM, ANCAP, MEF y el sector privado decidieron tratar la problemática luego del retiro de algunas operaciones aéreas de Uruguay. El informe categoriza al combustible como uno de los principales costos en la aviación comercial y que, por esta razón, su precio afecta de manera directa a la “competitividad del país en materia de conectividad”.

Fuente: negocios.elpais.com.uy