Durante 90 días prorrogables, una larga lista de empresas no podrá volar hacia Panamá. La medida tensiona aún más las difíciles relaciones entre ambos países.

El Gobierno de Panamá anunció este martes (10.04.2018) que suspenderá por 90 días, a partir del 25 de abril, las operaciones de las aerolíneas venezolanas, en un nuevo capítulo de la crisis diplomática bilateral, que incluye ya el retiro de los respectivos embajadores. La decisión aísla aún más a Venezuela, país desde donde numerosas compañías aéreas ya se han retirado aduciendo razones de seguridad y comerciales.

Las empresas suspendidas por Panamá son Aeropostal Alas De Venezuela S.A., Avior Airlines, Consorcio Venezolano De Industrias Aeronáuticas y Servicios Aéreos S.A. (Conviasa), Línea Aérea De Servicio Ejecutivo, Regional, Laser, Rutas Aéreas De Venezuela S.A. (Ravsa), Santa Bárbara Airlines y Turpial Airlines C.A., según un comunicado de la Presidencia, que advirtió que la medida podría prorrogarse.

El pasado viernes 6 de abril, Venezuela había informado que suspendía los vuelos de la aerolínea panameña Copa, como parte de las medidas que congelan las relaciones comerciales y económicas con un grupo de funcionarios, incluido el presidente Juan Carlos Varela, y 46 empresas panameñas. De esta forma, Caracas reaccionó a una lista de 55 venezolanos políticamente expuestos, Nicolás Maduro incluido, consideradas de "alto riesgo” de blanqueo.

El pueblo es el afectado

El presidente panameño había criticado la sanción contra Copa, por afectar "al pueblo” de Venezuela. A su juicio, muchos venezolanos usan la conectivadad aérea panameña para abastecerse de productos "que en Venezuela no hay”. "Yo entiendo el ataque político a mi persona y la molestia de la dirigencia de Venezuela, porque ellos están a un mes de unas elecciones que no van a ser reconocidas por la comunidad internacional, pero sí creo que haber suspendido los vuelos sin duda alguna lo que hace es afectar al pueblo venezolano", afirmó.

Panamá integra el llamado Grupo de Lima, conformado por una docena de países que no reconocen la Asamblea Nacional Constituyente venezolana ni las elecciones presidenciales anticipadas de Venezuela. Copa Airlines era una de las pocas aerolíneas internacionales que seguía volando a Venezuela, donde el férreo control de cambios vigentes desde 2003 limita la repatriación de divisas a las empresas.

DZC (EFE, Reuters)

Fuente: DW

Volver al boletín

NUEVO!!!!

Volver