Todos a Bordo: ¿Es Riesgoso navegar en época de huracanes?

Las temporadas de huracanes comienzan en junio hasta Noviembre aproximadamente, pero los cruceros no van a los lugares donde están los huracanes.

Así como las estaciones metereológicas predicen por donde pasarán los huracanes antes de que se presenten, las navieras también están al tanto de este riesgo.

Si hay una tormenta que amenaza un puerto, las navieras se alejan de la zona de peligro, aunque esto signifique el cambio del itinerario original.

Cuando uno elige un destino fijo (tierra firme), y hay un huracán puedes perder tus vacaciones ya que estás inmovilizado sin alternativas.

Las ventajas de estar a bordo de un crucero, es que el barco se aleja de la tormenta cambiando su curso, y la única incomodidad será que no llegarás a uno de los puertos elegidos, sin embargo podrás seguir disfrutando de tus vacaciones y de un puerto tranquilo.

Existen ventajas de navegar en época de huracanes, como aprovechar tarifas más bajas en ésta época del año. Lógicamente no se puede predecir con anticipación si existirá una tormenta en la época que usted eligió navegar, pero vale la pena el chance.

Otra ventaja es que a finales de Agosto hasta mediados de Septiembre al estar los niños en el Colegio, hay mayor disponibilidad y los precios serán más económicos.

Puerto de Miami.

Un detalle importante a resaltar, es que las navieras están conectadas a un servicio llamado NOOA, que es la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (National Oceanic and Atmospheric Administration, NOAA) es una agencia científica del Departamento de Comercio de los Estados Unidos cuyas actividades se centran en las condiciones de los océanos y la atmósfera. NOAA emite advertencias sobre condiciones meteorológicas peligrosas, prepara cartas de mares y de cielos, guía sobre el uso y la protección de los recursos oceánicos y costeros, y conduce estudios para mejorar el entendimiento y la administración del ambiente.

También es importante mencionar que los barcos más modernos están dotados de un novedoso sistema de propulsión llamado AZIPODS, que les permite navegar con mayor seguridad y control.

A veces es inevitable escapar de la ruta que sigue una tormenta, si el itinerario elegido fue el desafortunado y una tormenta lo tiene en su camino, habrá inmediatamente un cambio de ruta y el barco se moverá al lado opuesto de donde se encuentre el curso de la tormenta. En cualquier situación que se presente siempre la idea a bordo de los cruceros es tomar la mejor decisión para proteger sus huéspedes y en ocasiones ofrecerán días extra navegando, o en nuevos destinos no previstos.

Fuente: Maria Elena Franceschi/Top Cruises- Representante de Norwegian Cruise Line en Venezuela

www.top-cruises.com

Volver al boletín

Artículos relacionados

Deja un comentario